¿QUIÉN CREA HOY LA OPINIÓN PÚBLICA?

by Beatriz Lapuente

“En Latinoamérica las redes sociales han sido el instrumento contra los populismos”

 casa.jpg

Foto: Casa América 

En un mundo en el que la tecnología ha dado un vuelco a nuestra forma de vivir, sentir y percibir la vida, es necesario preguntarse quién o qué nos influye a la hora de pensar o tomar decisiones. Sobre este eje argumental David Alandete, Director adjunto de El País, Fernando Vallespín, catedrático de Ciencia Política en la UAM, y el escritor y periodista argentino Martín Caparrós, debatieron en un coloquio celebrado en Casa de América, en el que reflexionaron sobre la influencia de las redes sociales y la web 2.0en la opinión pública.

“Nos encontramos en un cambio profundo de paradigma en el ámbito del periodismo donde ya no hay vuelta atrás,  la comunicación de masas ha cambiado de una forma brutal”, así comenzaba su intervención David Alandeteque incidió en puntualizarel peligro de no preservar la prensa y la calidad de las informaciones en un escenario donde todo el mundo tiene voz a través de las redes sociales. “Los periodistas tenemos que ser capaces de seguir haciendo nuestro trabajo, ahora verificar los hechos es más importante que nunca”, destacó después de mencionar las meteduras de pata que el actual presidente de Estados Unidos, Donald Trump, llega a acometer por posar la confianza en la red social Twitter.

OPINAR SOBRE ALGO FALSO NO ES LIBERTAD DE EXPRESIÓN 

Según Fernando Vallespín, en esta nueva ‘era’ se favorece el narcicismo y se distorsiona la opinión con la libertad de expresión: “Dar tu opinión y afirmar algo que no es cierto no es libertad de expresión”. “Tiene que haber un componente normativo en un espacio público y tiene que prevalecer la argumentación a la hora de crearnos una opinión sobre algo”.

Martín Caparrós, por su parte, incidió en la necesidad de empoderar la libertad de expresión en las redes sociales“Aunque a veces a los medios les crean problemas, hay que recordar que en los países latinoamericanos, las redes sociales han sido muy instrumentales en estos últimos años ofreciendo visiones más alternativas al populismo”, apuntó el periodista y recordó el cómo en muchos casos los gobiernos de los países latinoamericanos han optado astutamente por crear como enemigo a la prensa, yteñir de sospecha todo lo que esta diga; crearse enemigos produce cohesión”.

EL PELIGRO DEL "ALGORITMO"

Por otro lado, las redes sociales y su influencia en la propagación de informaciones falsas sí se considera un peligro importante para la sociedad. “Seis de cada diez americanos se informan por las redes sociales, de este modo, ¿es la sociedad realmente madura para diferenciar las noticias falsas?”, planteóCaparrós.

Este hecho ya pasó factura en las elecciones estadounidenses, donde supusocomplicado saber diferenciar  las informaciones reales de las que no lo eran en plataformas como Facebook, “cuando un algoritmo realiza el trabajo de un editor, es cuando las informaciones falsas se retroalimentan sin control y llevan al desastre, apuntó David Alandete. Según el periodista, la mayoría de noticias que aparecen en Facebook y Google están elegidas por un algoritmo guiado por la viralidad y el impacto, el cual no puede diferenciar si se está tratando o no de un bulo. “Twitterpor el contrario tiene un equipo de editores detrás que se dedican a seleccionar la información. Es algo muy necesario”.

VIRALIDAD VERSUS CALIDAD

Las redes sociales también han creado un nuevo tipo de cultura empresarial, donde la competencia cada vez es mayor. Ya no es un grupo de expertos quien controla la información. “Ahora hay una competencia centrada en llamar la atención, las redes son un incentivo para ello, por lo que la prensa de rigor se ve arrastrada y tiende a la publicación de noticias banales para atraer lectores”, afirmó Vallespín

Por su parte David Alandete, opinó que la viralidad no tiene que estar reñida con la calidad: “Si la calidad de las informaciones baja es por una mala decisión de aquellos que gestionamos la información, pero el hecho de que una noticia tenga éxito no quiere decir que tenga que estar mal hecha. De hecho hay noticias que se convierten en virales y son verdaderos fenómenos. Hay historias políticas que se convierten en virales, hay historias sociales, ecológicas, medioambientales… Y el hecho de que estén hechas con calidad es algo que depende de los editores y de las empresas que ofrecen información”.

EL PERIODISMO CIUDADANO, NO EXISTE

Según Alandete: “El periodismo sigue siendo lo que ha sido siempre, indagar en los hechos y trasladarlos con honestidad, las nuevas tecnologías son simplemente otra forma de transmitir esa información. Ahora es una profesión más tecnología, pero realmente en cuanto a tratamiento de la información se sigue haciendo lo que se ha hecho siempre. En ese sentido creo que el periodismo tiene más futuro que nunca.

Y respecto al concepto de periodismo ciudadanoyo opino que no existe, simplemente creo en que lo que existen son las fuentes, las cuales tienen que ser verificadas, requieren de la mediación de un periodista que verifique los hechos y que contraste las fuentes con todo el escrutinio que merecen. El periodismo ciudadano está mal entendido porque lo que se presupone es que no debe haber una mediación y que cualquiera con un acceso a la red; con una cuenta de Twitter puede informar de hechos. Sabemos perfectamente que no es así,que se requiere de la labor de un periodista que verifique y haga una edición necesaria para distinguir esa información”.

Deja tus comentarios

Enviar un comentario como invitado

0
terminos y condiciones.

Comentarios

  • No se han encontrado comentarios