BEATRIZ GIMENO: “ES IMPOSIBLE HABLAR DE PROSTITUCIÓN SIN ENTENDER QUE ES UNA DE LAS PRINCIPALES INDUSTRIAS DEL MUNDO”

“La prostitución no es sólo la mujer prostituta. Intervienen muchos más factores, entre ellos algunos invisibles, como el Estado”. De esta manera abría el debate la doctora Beatriz Ranea, experta en prostitución, abordando una posible abolición de ésta. Tal fue el tema central en la mesa del debate que tuvo lugar en la facultad de Filosofía de la Universidad Complutense (UCM), en la que se recalcó que la prostitución no es sólo la mujer, sino también los consumidores.

Beatriz Ranea, señalando el cartel de “The invisible man”, de H.G. Wells, argumentó que, al igual que en la película, en muchos debates el demandante de prostitución es alguien invisible, porque el imaginario colectivo patriarcal así lo ha constituido. Ranea finalizó su intervención explicando que ella considera que los demandantes de la prostitución son el factor más importante, ya que los hombres crecen considerando que la mujer está en su poder. Esto justifica que en los espacios de prostitución la masculinidad hegemónica pueda ser representada sin crítica.

Seguidamente, Rosario Carracedo, abogada en la Comisión para los Malos Tratos, habló sobre el marketing de la prostitución, entendiendo como tal los momentos en que se muestra la corporalidad de las mujeres, y en los que las fotos suelen mostrar una parte de la anatomía femenina. “Las mujeres en este mercado somos cuerpos sin cara” declaró. Asimismo, afirmó que el movimiento abolicionista surgió en primer lugar como una reacción, puesto que se está privando a las mujeres de sus derechos; en segundo lugar contra el proxenetismo, ya que quieren impedir que alguien pueda sacar beneficio económico de esto; y por último, como una intervención ante los demandantes de prostitución.

 “Los hombres crecen considerando que la mujer está en su poder”

Beatriz Gimeno, diputada de Podemos en la Asamblea de Madrid, añadió “Las feministas abolicionistas tenemos que preguntarnos por qué las jóvenes feministas no son abolicionistas”. Seguidamente, comentó que es necesario complejizar la prostitución, dado que tiene que ver con todo, principalmente con el derecho a consumir. “La prostitución es un privilegio masculino que no es intercambiable. Cualquier niño de la clase social que sea sabe que por una cantidad de dinero puede acceder al ano, la vagina o la boca de una chica” constató. Con esto, Gimeno declaró que, con la prostitución, los hombres pueden ser todo lo machistas que quieran ser.

Por último, Rosa Cobo, profesora de Sociología en la universidad de A Coruña, recalcó que los consumidores de prostitución tienen que formar parte del marco analítico. “El destino de estas mujeres son los pisos, clubs, calles… es una expulsión que en sí misma es un acto de violencia, pero esta no es la única, la segunda violencia está en la supresión de los derechos de la mujer con su cuerpo” afirmó.

Finalizada la mesa, la periodista Karmele Marchante intervino desde el público para añadir que la prostitución está dentro del lenguaje. “Las mujeres feministas tenemos que erradicar todo el vocabulario que tenga que ver con la prostitución” declaró.  

Deja tus comentarios

Enviar un comentario como invitado

0
terminos y condiciones.

Comentarios

  • No se han encontrado comentarios