LA FUNDACIÓN ALTERNATIVAS PROPONE UN NUEVO MODELO DE SEGURIDAD Y DEFENSA EN EUROPA

by Felipe Manchón Campillo

El establecimiento de una Unión Europea de la Defensa y de un Ejército común, viejo anhelo de los europeístas más convencidos, podría ser posible en la nueva defensa comunitaria tras el Brexit. Esta ha sido la principal propuesta incluida en el documento “La Europa de la Defensa y la seguridad tras el Brexit”, elaborado por la Fundación Alternativas, en colaboración con la Secretaría General de Política de Defensa del Ministerio de Defensa. En el acto, que se celebró en la sala Valle Inclán del Círculo de Bellas Artes de Madrid, se pusieron sobre la mesa los nuevos desafíos a nivel de seguridad y defensa que han surgido a raíz de la futura salida de Gran Bretaña de la Unión Europea, pero también de escenarios políticos y económicos diferentes que han provocado cambios bruscos. 

Diego López Garrido, exsecretario de Estado para la Unión Europea, y autor del documento, afirmó que el Brexit tiene elementos positivos, ya que el Reino Unido ha bloqueado muchas veces todas las iniciativas de europeización, y también negativos, ante el poder de veto que el país tiene en el Consejo de Seguridad de la ONU, y la importante inversión anual que hace en defensa. Ante esto, es necesario construir un nuevo marco, que evite el riesgo del bloqueo del proyecto de la defensa europea debido a la relación no resuelta con la OTAN y de la posibilidad de que los 27 países de la Unión no vayan juntos en materia de defensa, y que priorice el trabajo común de los países. El exsecretario de Estado recordó que el artículo 42.7 del Tratado de la Unión Europea obliga al auxilio militar de todos los países comunitarios en caso de ataque a uno de los miembros de la Unión. 

Los cuatro miembros de la mesa de debate (FOTO: Felipe Manchón Campillo)

Existen dos escenarios de futuro posibles. El primero es que continúen las tensiones y los desacuerdos comunitarios en materia de defensa y seguridad, y que la Unión se encamine hacia un modelo de defensa no cooperativo, influido por los intentos desestabilizadores del presidente estadounidense Donald Trump. El segundo, sobre el que López Garrido se extendió ampliamente, pasaría por profundas reformas europeístas, y en él podrían ser posibles iniciativas como el Consejo de Ministros de la Defensa, que otorgue más poder de decisión a estos responsables políticos, o el Consejo Europeo de Seguridad, al modo de Estados Unidos, que tenga una visión de largo plazo. “Es necesario que la Unión Europea tenga resiliencia, y luche lo más posible por una política de seguridad y defensa lo más unida posible” concluyó López Garrido.

En el acto, que fue moderado por Vicente Palacio, director del Observatorio de Política Exterior de la Fundación Alternativas, participaron Nicole Koenig, investigadora principal y subdirectora de Investigación del Instituto Jacques Delors de Berlín, y Eckhard Lübkemeier, diplomático y exembajador de la República Federal de Alemania (RFA). Koenig constató que, con la marcha del Reino Unido, no solamente se está perdiendo a uno de los que más gasta en defensa, sino a uno de lo que más invierte. 

IMPLICAR AL REINO UNIDO

“Tenemos que ver cómo mantenemos la implicación del Reino Unido en la defensa europea – señaló – hay que ser pragmáticos, y dar forma a una contribución sustancial británica en esta política”. Para la investigadora principal del Instituto Jacques Delors, es fundamental reforzar la Cooperación Permanente Estructurada, el organismo de colaboración defensiva entre los países previsto en el Tratado de Lisboa.

Por su parte, Lübkemeier afirmó que todo depende de la voluntad política, y mostró su convicción de que esta vez sí que se quiere conseguir una mayor cooperación en materia de defensa. “La Unión Europea estuvo a punto de colapsar, y esto supuso un shock. La principal lección de esta crisis, la más grave en la época de la integración europea, es que no somos inmunes” declaró, para después señalar su convicción de que la prioridad de la Unión Europea a nivel defensivo debe ser proveer prosperidad, para así combatir el terrorismo, regular la migración, preservar los estándares democráticos, y luchar por la autonomía estratégica. 

Deja tus comentarios

Enviar un comentario como invitado

0
terminos y condiciones.

Comentarios

  • No se han encontrado comentarios