"ESTAMOS SENTANDO LAS BASES PARA UNA NUEVA EDAD DE ORO DEL PERIODISMO"

by IRENE MONMENEU

PEDRO J. RAMÍREZ, EN EL I CENTENARIO DEL DIARIO EL SOL:

  • "ESTAMOS SENTANDO LAS BASES PARA UNA NUEVA EDAD DE ORO DEL PERIODISMO"

IRENE MONMENEU

Según Pedro J. Ramírez, ex director de El Mundo y director de El Español, se están sentado las bases para una nueva edad de oro en la que el periodismo será más independiente de lo que ha sido nunca. Así se manifestó en el congreso internacional celebrado los días 13 y 14 de noviembre con motivo del centenario de la fundación del periódico El Sol, en el que se hizo un recorrido por los años de esplendor del diario, y en el que se disertó sobre las carencias enraizadas durante el último siglo en España.  

Imagen: APM

El Sol, que recoge las grandes obras de la vida de Ortega y Gasset, “es la concreción del proyecto ilustrado de Kant y otros tantos filósofos”, según comentó Ángel Pérez, codirector del congreso. Pedro J. Ramírez añadió que como elemento diferenciador, El Sol se apropió de la manera de entender el periodismo como un diálogo permanente con los sectores más vivos de la sociedad en la que se desarrollaba el proyecto intelectual y editorial, “lo que sigue teniendo un enorme valor para los periodistas el presente”.

REGENERACIÓN COMO ALTERNATIVA A LA REVOLUCIÓN

1917 fue un año “demoledor”: las Juntas de Defensa crearon en España un poder militar paralelo, el gobierno de Dato cerró las cortes dando pie a una Asamblea de Parlamentarios y se convocó una masiva huelga revolucionaria. De este modo, “1917 era un momento en el que lanzar un periódico era una manera de intervenir en la vida española”, aseguró Pedro J. El periódico suponía la reconstitución, que se materializa en “la remudanza”; la regeneración como alternativa a la revolución.

El primer editorial de El Sol, de la pluma de Mariano de Cavia, trató de plasmar la realidad social contemporánea: la cáscara nacional está podrida, decía, pero la médula está sana. Hoy, afirmó el director de El Español,  no puede decirse que España es el aldeon oscuro y torpe que Europa arrastra en uno de sus bordes. Ese es el amortiguador de las crisis que vive el país en 2017, que no existía en 1917. “Pero cómo no sentir actuales las líneas que describían la decadencia de la Restauración: el ‘coro de sombra fieles y monosilábicas que sostienen sobre sus hombros y reales toda una España de alucinación’, referido a los partidos del turnismo”, reflexionó Pedro J. Ramírez.

En este marco, El Sol defendía “todas las cosas que necesitamos hoy”: la reforma constitucional, la reforma de la ley electoral para que fuera más proporcional, la aplicación de medidas que pusieran coto a la partitocracia, una reforma integral, un pacto nacional sobre la educación…

EL PROBLEMA DE RAÍZ: LA FALTA DE UN PROYECTO  DEMOCRATIZADOR ATRACTIVO

“De la misma manera que lo que ocurría con las Juntas Militares o la Asamblea de Parlamentarios no eran sino síntomas de un mismo problema radical, otro tanto podríamos decir que lo que pasa hoy”, comentó el periodista. Aseguró que Cataluña, como una variante del populismo equiparable al 15M, son expresiones de un mismo problema que también era el de entonces: la falta de un proyecto atractivo que vertebrara, regenerara y agrupara a la sociedad en torno a un desarrollo modernizador y democratizador. En este contexto, El Sol es el que va a vertebrar la opinión intelectual de la que germinará años después la república.

Pedro J. Ramírez hizo referencia también a la variante empresarial del proyecto que emprendieron Urgoiti, Ortega y Félix López. Desde el punto de vista de la contribución a la empresa, aseguró, la figura de Nicolás María de Urgoiti es fundamental, porque es el primer “editor” en el sentido contemporáneo del término. “Si El Sol es el emblema de un proyecto empresarial, a quien debe estar asociada permanentemente la imagen del gallo, es a Urgoiti”, apostilló.