LOS ABOGADOS DE LOS ACUSADOS EN ALSASUA NIEGAN LOS CARGOS DE TERRORISMO

Jaime Montero, abogado de uno de los ochos acusados de haber agredido a dos guardias civiles y a sus parejas, en un bar de Alsasua, el 16 de octubre de 2016, criticó ayer la imputación de un delito de terrorismo a los acusados por su supuesta pertenencia al movimiento Alde Hemendik que, según ellos, no se corresponde con la realidad. Asimismo han denunciado que las defensas no pudieron presentar pruebas suficientes durante la fase de instrucción del caso.

Asimismo,  Montero ha denunciado que solamente se ha escuchado una versión de los hechos, la que presentaron los agredidos, y ha recordado que las penas a las que los acusados se enfrentan son muy altas, de más de 60 años en el caso más alto, algo que tiene que ver con la definición de los hechos acaecidos como terrorismo. “El tribunal no es neutral, porque está asumiendo una posición de acusación” sostuvo el letrado, quien detalló todas las pruebas no admitidas por la Audiencia Nacional, supuestamente por ser ajenas al proceso.

Los seis abogados, en la rueda de prensa (FOTO: Felipe Manchón Campillo)

Montero también ha afirmado que esta actitud del tribunal constituye una vulneración de los derechos a la tutela judicial efectiva, a un proceso con todas las garantías y a la defensa, así como una quiebra de la imparcialidad del tribunal. En términos similares se manifestó José Luis Galán, quien recordó que el auto es irrecurrible, pero que aun así han pedido al tribunal que reconsidere su decisión. “Las acusaciones tendrán que probar que estamos ante un delito de terrorismo, y tendrán que explicar cómo una bronca de bar a las 5 de la mañana pasa a convertirse en un acto terrorista” añadió Galán.

Otro de los letrados presentes, Manuel Ollé, defendió que los tres acusados que están en prisión preventiva no cumplen las condiciones previstas para que esto se cumpla, y negó que hubiera riesgo de fuga. La abogada Jaione Carrera recordó que la calificación del delito pasó de odio a terrorismo por una denuncia de COVITE ante la justicia, y denunció que el motivo de esto es que el caso sea juzgado en la Audiencia Nacional. “La acusación – añadió Amaia Izko – está manipulada, adulterada e interesada”. 

Deja tus comentarios

Enviar un comentario como invitado

0
terminos y condiciones.

Comentarios

  • No se han encontrado comentarios