EL PP FRENA LA REFORMA CONSTITUCIONAL

El Partido Popular dio el jueves un frenazo a la perspectiva de reformar la Constitución, al lograr que la comisión territorial en el Congreso de los Diputados propuesta por el PSOE para una revisión de la Carta Magna no empiece a trabajar hasta el mes de enero, es decir, después de las elecciones catalanas del 21 de diciembre. La decisión del PP se une a algunas informaciones que apuntan a que la formación conservadora no desea una reforma ambiciosa de la Constitución, al contrario que los socialistas, con los que se comprometió para ello a cambio del apoyo de estos a la aplicación del artículo 155 en Cataluña.

La primera reunión de la comisión territorial, presidida por el diputado socialista José Enrique Serrano, se celebró en la mañana del jueves en el Congreso de los Diputados, y derivó en un intercambio de golpes entre las posturas del PP y del PSOE. Los socialistas eran partidarios de empezar a citar ya intervinientes, comenzando con José Pedro Pérez Llorca, Miquel Roca i Junyent y Miguel Herrero y Rodríguez de Miñón, los tres ponentes de la Constitución que siguen vivos, pero estas citas comenzarán en enero, ante la petición del PP que fue también apoyada por Ciudadanos. Esta decisión provocó enfado en las filas del PSOE, tal y como mostró la portavoz socialista en la comisión, Adriana Lastra, que acusó a los populares de “trileros” por aplazar el comienzo de las vistas.

Mariano Rajoy y Pedro Sánchez (FOTO: Twitter)

El sector duro del PP se opone a concesiones a los nacionalistas

El anuncio por parte del PSOE de que se abría un periodo de reforma constitucional tras la aplicación del artículo 155 de la Constitución provocó que se organizase un movimiento interno en el PP, contrario a que se abra el “melón” constitucional, y a que se ofrezcan contrapartidas a los partidos nacionalistas para evitar el avance del independentismo. José Antonio Monago, presidente del PP de Extremadura y expresidente de la región, declaró recientemente que no defendería un acuerdo basado en la concesión de más dinero al independentismo a cambio de volver a la legalidad. “En muchas partes de España no se entendería” reiteró.

En términos similares a los de Monago se ha manifestado en repetidas ocasiones Albert Rivera, presidente de Ciudadanos, quien ha criticado en numerosas ocasiones la posibilidad de que se premie a los independentistas con reformas constitucionales. “No podemos darle la llave de la caja a los golpistas que quieren romper España. No vamos a aceptarlo” declaró el líder de la formación naranja en el Congreso de los Diputados en el mes de octubre. La decisión del PP deja en suspenso la cuestión de la reforma constitucional hasta el mes de enero. 

Deja tus comentarios

Enviar un comentario como invitado

0
terminos y condiciones.

Comentarios

  • No se han encontrado comentarios