RATO AJUSTA CUENTAS CON SUS VIEJOS COMPAÑEROS Y NO RECONOCE SUS ERRORES EN BANKIA

by Felipe Manchón Campillo

El exvicepresidente del Gobierno y exdirector gerente del Fondo Monetario Internacional (FMI), Rodrigo Rato, protagonizó ayer una encendida comparecencia en la comisión de investigación parlamentaria sobre la salida a bolsa de Bankia y las irregularidades al respecto. En esta intervención, afirmó que ninguna de las decisiones tomadas al respecto de la caja de ahorros actualmente sometidas a investigación judicial fue responsabilidad suya, y repartió las culpas de los hechos que llevaron al rescate de Bankia en 2012 entre varios políticos, entre ellos miembros del PP, y órganos de control. Rato fue especialmente duro en su ataque al ministro de Economía Luis de Guindos, a quien acusó de haber orquestado su detención en 2015.

La intervención de Rato se esperaba con particular interés, dado su perfil y su protagonismo en las decisiones financieras más importantes de los últimos años en España. Lejos de reconocer ningún error, el exministro compareció durante más de cuatro tensas horas en las que afirmó que su gestión al frente del banco había sido buena, y que, al contrario que en otras entidades financieras, como el Banco Popular, había conseguido evitar la fuga de capitales. Sin embargo, rápidamente pasó al ataque, señalando que, según él, el responsable de la situación que llevó al rescate y posterior quiebra de Bankia fue el ministro De Guindos, a quien acusó de haberle exigido su dimisión, y de haber aceptado el rescate bancario “porque era el único que le habían ofrecido”.

Luis de Guindos no es, según Rato, el único culpable de la situación. El exvicepresidente dirigió también sus críticas al Fondo de Reestructuración Ordenada Bancaria (FROB), que aprobó las cuentas del banco antes de su salida a bolsa, y a los peritos del Banco de España, a los que acusó de contradecirse al respecto de las condiciones reales de Bankia en el momento de su salida a bolsa. También echó mano de uno de los viejos mantras del Partido Popular, el de acusar al expresidente del Gobierno José Luis Rodríguez Zapatero de crear la burbuja inmobiliaria que acabó provocando el estallido de la crisis. Rato defendió que el Gobierno del que formó parte “siempre fue muy cuidadoso para evitar que el déficit exterior de la economía alcanzase el 2,5% del PIB”.

“El Gobierno me quería en la cárcel”

Uno de los momentos más tensos de la comparecencia de Rodrigo Rato fue cuando este acusó al Gobierno de haber orquestado su encarcelamiento en 2015. “El Gobierno me quería en la cárcel. La víspera de mi detención, el ministro de Justicia reveló mis datos fiscales en un programa de televisión. ¿Cómo podía saberlos?” denunció el exministro, que también acusó a la ministra de Empleo, Fátima Báñez, de haber prevenido a su secretaria al respecto, y que señaló que varias personas le habían avisado en los primeros meses de 2015 de que el Ejecutivo estaba planeando su detención.

Rato restó en su comparecencia responsabilidades al exgobernador del Banco de España, Miguel Ángel Fernández Ordóñez, a quien los investigadores han acusado de haber estado detrás de la autorización final para la salida de Bankia a bolsa. Para el compareciente, Fernández Ordóñez fue un títere más de la estrategia de Luis de Guindos, a quien acusó de ocultar encuentros con las cajas que hacían la competencia a Bankia y que fueron “los grandes receptores de los fondos que salieron de Bankia cuando se produjo la nacionalización”. 

Durante la comparecencia, se produjeron varios choques dialécticos entre Rato y los diputados miembros de la comisión. La diputada de Esquerra Republicana de Catalunya Ester Capella afirmó que el exvicepresidente “personificaba la marca de una España con una sociedad corrompida y que corrompe, y que se basa en el amiguismo y en el nepotismo”. Rato le contestó de manera encendida, diciéndole que no pensaba consentir insultos, y que su posible condena no era como político, sino como banquero. Toni Garrido, representante de Ciudadanos, acusó a Rato de haber dirigido el “saqueo de Bankia”, a lo que Rato le contestó que el rescate había costado más dinero a los accionistas que al Estado. “¿Eso es un saqueo? No. Eso es el mercado, amigo” declaró Rato. Por su parte, Pedro Saura, diputado del PSOE, dirigió graves acusaciones contra Rodrigo Rato, de quien dijo que era un “presunto delincuente compulsivo”.

La comisión de investigación sobre la crisis financiera en España, presidida por la diputada de Coalición Canaria Ana Oramas, comenzó sus trabajos en mayo de 2017, sin embargo, está concentrando en esta parte los testimonios más importantes. La comparecencia fundamental del día de hoy era la del exministro de Economía Pedro Solbes, aunque también está convocada la expresidenta de la Comisión Nacional del Mercado de Valores (CNMV), Elvira Rodríguez. El jueves, comparecerá la exvicepresidenta del Gobierno y exministra de Economía y Hacienda Elena Salgado. 

Deja tus comentarios

Enviar un comentario como invitado

0
terminos y condiciones.

Comentarios

  • No se han encontrado comentarios