ANA P. DE VERA: "NOS ESTAMOS CARGANDO EL PERIODISMO"

by Marta Blanco

“Donde está el poder económico están los hombres”

 

“La realidad que muestran los periódicos es la de los hombres, que, ahora, tienen el poder en los medios de comunicación”, así se expresa la actual directora del diario Público, que asistió a un debate organizado por la Facultad de Ciencias de la Información, ‘Periodismo por mujeres’. Ana P. de Vera asegura que ser directora de un medio “es realmente complicado porque las críticas se recrudecen”. 

Ana Pardo de Vera es directora del diario Público desde el 1 de septiembre de 2016. Durante su etapa profesional participó en este diario en 2007 y ha trabajado como corresponsal política, además de colaborar con varias radios y televisiones como Telecinco, Onda Cero, Cuatro, Telemadrid y EITB.

Pardo de Vera, que también trabajó en medios locales como diario Sur de Málaga, autonómicos, La voz de Galicia o nacionales, Diario 16, fue asesora de comunicación en varios ministerios durante la etapa del Gobierno de Zapatero. Además, es autora del libro En la maleta de Zapatero.

¿Existe realmente el ‘periodismo en mujeres’? ¿El periodismo hecho por mujeres es diferente al de los hombres?

Las mujeres y los hombres tenemos una visión distinta, eso es un hecho. No sé si el periodismo de mujeres viene dado por todo lo que hemos tenido que luchar o por algo innato. Lo importante es que el periodismo hecho por mujeres no está solo para mostrar la realidad de mujeres, está hecho para mostrar la realidad y la verdad. Porque la realidad que tenemos ahora está mostrada por hombres, que son los que tienen el poder en los medios de comunicación.

Si es verdad que estamos actualmente en una sociedad en la que han avanzado mucho las mujeres, ¿por qué hay tan pocas oportunidades para las mujeres en los medios de comunicación?

Porque donde está el poder económico están los hombres. Tú ves las fotos de los económicos que se reúnen en Moncloa y no hay ni una mujer. Es algo absolutamente apabullante. El deporte es un claro ejemplo, es el negocio rey de España y solo quieren a la mujer para lucir palmito. No es que no les interesen las mujeres, lo que no les interesa es la visión de ellas porque es un riesgo, es decir, la mujer puede adoptar un rol masculino, pero ¿y si no lo adopta?

¿Qué consejo podría dar a las estudiantes de Periodismo que están empezando a incorporarse al mundo profesional?

Yo siempre digo ‘tirar para adelante’. Aunque me hago cargo de que el éxito nunca está garantizado. Yo me considero una privilegiada. He pasado momentos muy malos y he tenido que tragar con muchas cosas. No solo llegas a los sitios por haber estado denunciando porque, precisamente, a veces por denunciarlo todo te has quedado por el camino. Yo he denunciado algunas cosas, pero otras no. Es que hay veces que no puedes porque la presión es brutal. Me siento responsable por lo que no hice en su momento, pero pienso hacerlo ahora que tengo una posición de cierta influencia, aunque muy mínima comparada con la que tienen los hombres.

En cuanto a los comentarios machistas que puedan escucharse por la calle o por las redes sociales, ¿qué le impacta más: los comentarios o las industrias que los mueven?

Lo que más me llama la atención es el sistema que lo mueve, pero lo que más es que es un sistema desinteresado en un buen sistema educativo que impida el machismo. La base del machismo es la educación y si a un chico no se le educa desde pequeño en la igualdad, va a ser un machista. La sociedad es machista, todos adoptamos roles machistas, y me incluyo, sin darnos cuenta. Nos han educado así. Aunque tus padres te encierren en una burbuja y sean personas con sentimientos de igualdad impresionantes, tú no vas a estar metido en cada toda la vida y en la calle, la mayoría, está impregnado por el machismo. A mí que me digan por la calle un piropo machista me parece horroroso, pero no es lo peor porque, probablemente, haya quienes te digan el piropo con toda la mejor intención, pensando que te han alegrado el día.

¿Cree que los periodistas deberían apoyarse mucho más entre ellos? ¿Hay menos compañerismo? Por ejemplo, usted tuvo un problema con Eduardo Inda en una tertulia.

Lo que pasa es que el periodismo tiene un componente añadido con respecto a los demás para abordar el tema del compañerismo. Es una profesión con muchos egos, y ahora muy precaria. Cuando yo me fui por mi encontronazo con Inda, lo hice porque creo que tengo que ponerme límites, quiero estar en una tertulia de periodistas, no en otra cosa. A eso no se le puede llamar periodismo porque no lo es. En el momento en que llegamos a ataques personales decido irme porque eso es algo que me dicta mi conciencia. Por lo demás, insisto, ahí había un componente machista muy fuerte. No hay mujeres en esa tertulia porque no se puede estar con ese señor (Inda). Yo, además, hago una reivindicación porque con la cantidad de colegas que tengo, con la cantidad de personas que hay en las universidades que no pueden tener un puesto de trabajo digno, y con la cantidad periodistas buenos… Está este señor cobrando una barbaridad por publicar PDFs. Nos estamos cargando el periodismo.

Deja tus comentarios

Enviar un comentario como invitado

0
terminos y condiciones.

Comentarios

  • No se han encontrado comentarios