MADRID, LA JOYA DE LOS RODAJES DE HOLLYWOOD

by NEREA SAN MIGUEL

Madrid, 12 de septiembre de 2018

Los años dorados de Hollywood se funden con el atractivo de Madrid en la exposición “Mad about Hollywood”, una muestra en la que, a través de 150 fotografías, revistas y material audiovisual de la época, una parte de él inédito, se descubre la huella que la capital española dejó en las producciones de Hollywood y en sus grandes estrellas, a las que se puede ver en esta exposición de compras por el barrio de Salamanca o disfrutando de una corrida de toros en la plaza de Las Ventas.

Audrey Hepburn, Ava Gardner, Debbie Reynolds, Sofia Loren, Frank Sinatra o Cary Grant son algunos de los protagonistas de esta cita con el pasado. “¿Te imaginas salir a pasear al centro y encontrarte a Elizabeth Taylor paseando por la Gran vía o a Grace Kelly en una misa cristiana?” preguntaba Esperanza Claver, comisaria de la exposición, que destacaba lo impactante que resultaba encontrarse a personalidades del cine estadounidense por la calle. Este es uno de los objetivos que se quería transmitir con la exposición, pues la mayoría de las fotografías fueron tomadas de manera espontánea, y en ellas, se aprecia la naturalidad de los actores, que no se encontraban bajo posados, sino en sus tiempos de ocio, disfrutando de los planes que ofrecía el Madrid de los años 50 y 60.

Muchas películas de la época fueron grabadas en su totalidad o en parte en escenarios españoles, lo que motivó que los actores tuviesen que buscar una residencia en la que quedarse durante el rodaje, y para algunos acabó siendo su hogar. Mel Ferrer y Audrey Hepburn tuvieron su propia residencia en Madrid durante los rodajes de “El Greco” y “La caída del Imperio Romano” y Sofia Loren se instaló en un apartamento en Plaza de España para grabar. Sin embargo, el caso más conocido fue el de Ava Gardner, quien se enamoró de la ciudad, viviendo durante 15 años en una casa en La Moraleja, mantuvo una relación con el torero Luis Miguel Dominguín, y a quien Cristóbal Balenciaga diseñaba el armario, como ha podido informar la responsable de la muestra a INFOACTUALIDAD, a quien no le faltan anécdotas y curiosidades sobre todos estos celebrities de la época.

Uno de los fotógrafos por excelencia de esta época fue Gianni Ferrari, un fotógrafo italiano asentado en Madrid, y cuya fotografía de Audrey Hepburn en Mantequerías Lionesas fue el origen de la exposición, según contaba la comisaria, a la que le llamó la atención no solo la espontaneidad de la foto, sino la historia que llevaba detrás. “Él se la encontró por la calle, le pidió permiso para seguirla y hacerle fotos, y ella aceptó. Eso hoy no se hace, yo lo llamo el paparazzo amable. Es difícil de entender que esa foto no estaba preparada, aunque no lo parezca” informó Claver. La muestra recoge el trabajo de fotógrafos de la talla de Vicente Ibáñez y de fotorreporteros como Gerardo Contreras, Martín Yubero o Jaime Pato, que captaron momentos de los rodajes que se hacían en la Comunidad de Madrid.

España, un país muy atractivo para grabar películas

Según informó Esperanza Claver, todo empezó con la llegada a Estados Unidos de la televisión y de Paramount. El cine empezó entonces a perder atractivo, y los directores necesitaban buscar nuevos decorados y paisajes más espectaculares, todo lo que no podía ofrecer Hollywood, donde las localizaciones eran prefabricadas. Al atractivo de España, se le unen otros dos factores, los bajos costes y que el capital se encontraba congelado. “No podías sacar dinero como tal, pero sí rollos de película” aseguraba la comisaria.

Por su parte, Víctor Matellano, director de cine y responsable de localizaciones en la exposición, declaró a INFOACTUALIDAD que otra de las oportunidades que Madrid ofrecía a Hollywood era la variedad de escenarios que se podían encontrar cerca de la ciudad, y que suponían un abaratamiento de costes. “Entre los grandes interiores, estaban los grandes estudios en Pío XII, el castillo de Manzanares, El Escorial o los estudios Bronston. El resto de las localizaciones eran en el extrarradio, y, si se necesitaba una zona de montañas, se utilizaba La Repisa, la zona de Colmenar Viejo, o para algo más desértico, Aranjuez o Pozuelo” contaba el director, un gran experto e investigador del tema.

Madrid fue el escenario de la grabación de películas como “Campanadas a medianoche”, de Orson Welles, “La princesa de Éboli”, de Terence Young, “Doctor Zhivago”, de David Lean, “Espartaco”, de Stanley Kubrick, “Orgullo y pasión”, de Stanley Kramer, o “Comenzó con un beso”, de George Marshall. Matellano aportó en esta entrevista numerosas anécdotas sobre estos rodajes. “En ‘Campanadas a media noche’, se supone que es un lago escocés, pero hay un momento en el que se levanta un poco la niebla, y hay un plano en el que se ven las torres de la Plaza de España” reveló el director, que también contó que el lago del Retiro se vació para rodar el final de “El maravilloso mundo del circo”, algo que solamente se ha hecho en contadas ocasiones a lo largo de su historia. “Entonces lo tenían muy fácil – afirmaba Matellano – podían hacer lo que quisieran, estaba todo absolutamente permitido, no había zonas protegidas”.

La exposición pretende promover el cine clásico

Más allá de aquellos momentos, Madrid sigue siendo un lugar elegido por las superproducciones de Hollywood para filmar, como se demostró con la reciente grabación de “Terminator 6”, aunque Víctor Matellano reconoce que el anterior escenario, en que era muy barato filmar películas, ya no se encuentra. Por su parte, Esperanza Claver aseguró también que otro de los objetivos que tienen con esta exposición es promover de nuevo el cine antiguo, y dar muestra no solamente del potencial que tienen tanto España como Madrid para los escenarios de los rodajes, sino también del patrimonio histórico, en este caso fotográfico, con fotografías inéditas y de difícil acceso por pertenecer a archivos privados y colecciones particulares.

Otras fotografías, aunque también difíciles de conseguir, son procedentes de instituciones como el Archivo Regional de la Comunidad de Madrid, la Agencia EFE, la Biblioteca Nacional de España, la Filmoteca Española o el Corral de la Morería entre otras. El material audiovisual y algunas revistas han sido cedidas por la revista “¡Hola!”. La muestra podrá visitarse en La Sala Águila de Madrid hasta el 14 de octubre.

Deja tus comentarios

Enviar un comentario como invitado

0
terminos y condiciones.

Comentarios

  • No se han encontrado comentarios