NADYA TOLOKONNIKOVA INVITA A LUCHAR POR EL CAMBIO

by Laura Bemposta

Madrid, 22 de octubre de 2018

La cineteca de Matadero Madrid se convirtió en el escenario de la presentación del libro de una de las fundadoras de Pussy Riot, Nadya Tolokonnikova, en una charla con Marta Rebón. El libro, De la alegría subversiva a la acción directa, una mezcla de ficción y vivencias de la autora, ofrece una crítica a la situación política que atraviesa Rusia y a las cárceles y sus condiciones.

Nadia Tolokonnikova durante la charla con Marta Rebón (Foto: Irene Gómez)

El libro es un reflejo de su experiencia en prisión preventiva tras lo sucedido con la canción anti-Putin y de sus distintas fases a lo largo de su estancia como interna en un campo de trabajo, o como la propia autora denomina como “un campo de concentración”. Nadya explica la importancia que tuvo la lectura para ella una vez dentro de la prisión, allí leyó todo lo que encontraba, incluso la biblia y expresó que esa fue la mejor manera de conocer el lenguaje de su oponente. “Me di cuenta de que iba a ir a la colonia de trabajo y dejaría de leer, ahí lloré, perdí las esperanza, era una sola persona, para qué seguir. Pero en ese momento leí el texto de Poder sin poder de Vaclav Havel y debatí conmigo misma. Allí había gente que pasaría diez años o más por llevar droga en un bolsillo, lo mío eran dos años y sería libre. Volví a ser yo”, afirmaba la activista.

Nadya cuenta cuales eran las condiciones de los internos en las prisiones rusas. Explica que hay tres graves problemas. Uno de ellos tiene que ver con que el acceso a la medicina en las prisiones rusas escasea y son los investigadores de cada caso quienes deciden si se le asigna a la reclusa los medicamentos o no. Por otro lado, está el alto número de horas de trabajo que obligan a hacer a los presos, además de un material obsoleto. “Me colocaron delante de una máquina de coser, y en mi caso, decían que tenía que ser rentable, así que trabajaba 16 horas diarias cosiendo uniformes de guardas. Una vez una aguja atravesó mi dedo y ni siquiera lo sentí, lo manché todo de sangre, pero tenía que seguir, solo pensaba en eso, porque si paraba perjudicaría al siguiente, porque era un trabajo en cadena”. La falta de facilidades para la higiene de las mujeres es otra de las condiciones que denunciaba la escritora, ya que las mujeres solo podían acceder a una ducha una vez a la semana y no se les distribuía ningún tipo de producto de higiene.

Por otro lado, una vez en libertad, Tolokonnikova se muestra tajante ante la campaña de Putin de los Juegos Olímpicos, por la cual protestó junto a las Pussy Riot. Del mismo modo habla acerca del tema de las elecciones de Estados Unidos. En 2016 viajó a Los Ángeles y explica que observó que no había una opinión pública unificada respecto a Trump, “al contrario que en Rusia, que dicen que el 100% de los ciudadanos lo votamos, incluso yo” dice entre risas. “Recuerdo estar en el avión y sentir vergüenza porque una persona así se presentara a la presidencia, tenía a Estados Unidos como un referente hasta ese momento” aseguraba la escritora.

La escritora Marta Rebón le preguntó acerca de si imagina una Rusia sin Putin, y la artista declara que “para Putin el poder es una cuestión de supervivencia, él cree que si pierde el poder acabará muerto como Gadafi y hará lo que sea por mantearse donde está”, por este motivo, la joven consideró que es deber de los rusos crear un cambio, el cual se debe hacer a través de la educación. “Recordemos que fuimos el segundo país que adoptó el derecho a voto y uno de los primeros en aceptar el aborto. En la historia fuimos un país progresista y feminista. Espero que lo sea de nuevo. Pronto” destacaba Tolokonnikova.

Ante la falta de medios que hablaran de la situación de los internos en las prisiones rusas y de la situación del país desde un punto de vista objetivo, Nadya Tolokonnikova y Maria Alekhin, también miembro de Pussy Riot, fundan Media Zona, un medio independiente cuyo motivo de creación fue que el Kremlin controla todos los medios. La activista declaró que “creamos Media Zona cuando vimos que nadie hablaría de los internos en las prisiones rusas, hay medios oponentes que consultan nuestra información porque saben que es fiable. No queremos crear opiniones, sino dar información, creo que esa es la clave realmente, no condicionar”.

La creación de un libro como reivindicación definitiva

Nadya Tolokonnikova, es de las fundadoras del colectivo feminista Pussy Riot que en 2012 irrumpió en la Catedral Cristo Salvador de Moscú vestida de colores flúor junto a sus compañeras entonando "Virgen María hazte feminista, Virgen María expulsa a Putin". 40 segundos en ese altar y las autoridades ya estaban desalojando el lugar.

Nadya explica que nunca pensaron en subir el vídeo a Internet debido a su corta duración, hasta que una foto se filtró y se hizo viral y fue ahí cuando decidieron hacerlo público. Dada la repercusión de todo lo sucedido y de las consecuencias, decidió escribir el libro.

Deja tus comentarios

Enviar un comentario como invitado

0
terminos y condiciones.

Comentarios

  • No se han encontrado comentarios