EL POPULISMO SE HA INSTALADO EN EEUU CON DONALD TRUMP

by Francisco Javier Andrades Barranco

El populismo se consideraba un fenómeno latinoamericano, “pero se ha extendido por Europa y por supuesto en EEUU con la llegada de Donald Trump al poder”, Fernando Laría, instalado en España desde 1977,  huyendo de la Argentina de Videla. Abogado y periodista, ha dictado una conferencia con el título  “La tentación populista” en el Ateneo de Madrid.

Aleardo Fernando Laría, abogado y periodista nacido en la Patagonia argentina, fue el protagonista de la conferencia “La tentación populista”, celebrada en el Ateneo de Madrid. El conferenciante tuvo que exiliarse en España en 1977 debido a su militancia política y como consecuencia de la dictadura argentina.

Además, es autor de varios ensayos políticos. En los dos primeros, Calidad institucional y presidencialismo: los dos problemas no resueltos de Argentina y El sistema parlamentario europeo. Las ventajas del parlamentarismo formula una crítica al sistema presidencialista y aboga por la implantación de un sistema parlamentario en América Latina. La conferencia es fruto de su último ensayo, La religión populista, donde describe los rasgos más importantes del populismo.

Antonio Chazarra, exparlamentario de la Comunidad de Madrid y actual presidente de la sección de Filosofía del Ateneo, se encargó de introducir la charla. Éste asegura que el populismo es incompatible en un sistema social que se sirva de unos medios de comunicación veraces y rigurosos. 

DEBEMOS DESCARTAR LA VISIÓN MEDIÁTICA DEL POPULISMO PARA AFRONTARLO

“El populismo es un estilo discursivo, una manera de hacer política que puede ser utilizado por nuevas formaciones de izquierda o de derecha, según las épocas y los lugares. Surge cuando se busca construir un nuevo sujeto de la acción colectiva –el pueblo- capaz de reconfigurar un orden social vivido como injusto” señala Fernando Laría. Después indaga en el término: “La palabra <populismo> está asociada a un tono peyorativo y muchos la entienden como sinónimo de demagogia por lo que debemos descartar esta visión mediática para afrontarlo”, aclara.

Estamos en el período que se ha denominado post-marxista. El sociólogo italiano Gino Germani considera que es una consecuencia de cómo se han dado los procesos de transición en América Latina, donde la democracia siempre fue muy frágil.  Los rasgos más importantes de este fenómeno para el periodista son la estructura retórica y la presencia de un líder carismático. La aparición de un líder carismático reside en la situación social que precede al fenómeno.

“El riesgo mayor del populismo es que la atribución de la representación del pueblo puede convertirse en la excusa perfecta para atacar a los adversarios y destruir las bases del pluralismo y la convivencia democrática”, asegura Laría. 

“LA DEMOCRACIA LIBERAL NO ES EL ENEMIGO A DESTRUIR”

El argentino toma como punto de partida para su análisis distintas tesis de teóricos políticos como Ernesto Laclau, autor de “La razón populista”, que ha sido considerado por los líderes de Podemos como referencia intelectual. Éste define el populismo como una forma de construir lo político, consistente en establecer una frontera política que divide la sociedad en dos campos, apelando a la movilización de los de abajo frente a los de arriba.

Para la politóloga Chantal Mouffe, “si hay algo que habría que aprender del fracaso del comunismo es que la lucha democrática no debería concebirse en términos de amigo/enemigo, y que la democracia liberal no es el enemigo a destruir”. Es conocida por el ensayo escrito con su cónyuge Laclau “Hegemonía y estrategia socialista”, considerado uno de los textos que inspiraron a los fundadores de Podemos, Pablo Iglesias e Iñigo Errejón.

CONDICIONES PARA QUE SE DE EL POPULISMO

Para que haya populismo se requieren tres condiciones, según Laclau. La primera es que se construya una relación entre una pluralidad de demandas insatisfechas. La segunda condición consiste en elaborar un discurso dicotómico que divida a la sociedad en dos campos: los de abajo, el pueblo; y frente a él, el poder social y político. La última tiene lugar cuando este discurso es capaz de hacer referencia a ciertos símbolos que representan al pueblo como totalidad.

“RECHAZO LA IDEA O EL RIESGO DE ACERCARNOS A MOVIMIENTOS POPULISTAS”

Los líderes de Podemos, Iglesias y Errejón, se han identificado con el peronismo. En opinión de Laclau, el discurso de Podemos puede considerarse populista porque presenta rasgos y connotaciones propias de este movimiento. Sin embargo, no visualiza la idea de que en España nazca una planta populista ya que “la cultura española no favorece la presencia de liderazgos mediáticos”.

Nuestro país tiene una fuerte dependencia institucional, referente al Parlamento, mientras que el populismo está vinculado al sistema presidencialista que da más poder al ejecutivo. “Rechazo la idea o el riesgo de acercarnos a movimientos populistas” concluye firme el periodista. 

Deja tus comentarios

Enviar un comentario como invitado

0
terminos y condiciones.

Comentarios

  • No se han encontrado comentarios