EL MONARCA DE LAS SOMBRAS, NOVELA BELICOSAMENTE ANTIBELICISTA

by Almudena González

Javier Cercas: “Con las palabras se puede hacer lo mejor y se puede hacer lo peor”

Fotografía: Almudena González. Javier Cercas, en la presentación de su nueva novela 'El Monarca de las Sombras'

Dejar de “edulcorar ese pasado”, ese es el objetivo que se marcó Javier Cercas en su recién presentada novela “El Monarca de las Sombras”, “porque en España no todos eran antifranquistas”. “Hubo años en los que los antifranquistas cabían en un autobús, no había más”, ha afirmado el autor durante la presentación de la obra, en el Espacio Fundación Telefónica junto a su editor, Miguel Aguilar.

Javier Cercas asegura que quiere contar con la mayor honestidad lo ocurrido en esa época y dejar de ocultar la realidad tal como es, de dónde viene y de dónde somos. “Yo escribo aventuras sobre la aventura de escribir novelas”. Por un lado cuenta varias historias y por otro el proceso de crear toda la historia. Pese a ser aparentemente muy españolas, sus novelas son premiadas en todo el mundo, a lo que Javier Cercas responde: “Como decía Unamuno: La forma de ser universal es ser local”.

Manuel Mena, el protagonista de la narración “fue durante años el héroe de mi familia. Mi familia era una familia franquista” señala Javier Cercas. “Siempre me pregunté por qué ese chico hizo lo que hizo” El autor no entendía por qué un chico como Manuel Mena decidió alistarse en el ejército por “una causa injusta”, tal como él la define, aunque también resalta el hecho de que en esa época no era tan fácil saber que esa causa era injusta. “¿Qué es lo que le llevó a hacer eso? Y ¿Qué llevó a mi madre a hablarme tanto de él?” Su madre tenía 5 años, era una niña, por lo que para ella Manuel Mena había ido a la guerra para defender a su familia, a la patria, a la religión… “A todos los valores en los que ellos creían”.

“UN PRESENTE SIN PASADO ESTÁ MUTILADO”

Javier Cercas siente que lleva preparándose para escribir este libro desde siempre. Ha tardado mucho porque es muy difícil escribir sobre algo que involucra de una forma tan directa a su familia, y sobre todo, por el papel de su familia en la guerra. Además, matiza que es muy respetable que no hayan querido hablar de ello hasta ahora. “Ellos tienen derecho a mantener silencio pero nosotros creo que tenemos la obligación de saber la verdad”. El autor quiere dejar claro que es un error no hablar del pasado, un presente sin pasado está mutilado. “El pasado es fundamental para hacer algo con el futuro, porque en el momento que se olvida el pasado es cuando se comete el error de repetirlo”, asegura Cercas.

Soldados de Salamina y El Monarca de las Sombras dialogan, pero como dice Javier Cercas, en realidad todos sus libros dialogan entre ellos. No obstante, estas dos novelas no solo mantienen contacto por el hecho de hablar de la Guerra Civil sino por la herencia de la misma.  “Todos somos herederos de eso. Nos guste o no nos guste”. En Soldados de Salamina se exalta una reivindicación del pasado republicano mientras que en su novela actual no existe esa reivindicación sino más bien lo que él llama “una asunción”. Es más, está más involucrado con su libro El Impostor (galardonado con el premio a la mejor novela europea) porque en él habla de un pasado colectivo pero también personal y con connotaciones de violencia bélica que se intenta ocultar. 

Deja tus comentarios

Enviar un comentario como invitado

0
terminos y condiciones.

Comentarios

  • No se han encontrado comentarios