AL MENOS 3 MILLONES DE LOS HABITANTES ESPAÑOLES CONVIVEN CON UNA PERSONA DEPENDIENTE A LA QUE CUIDAR

by Rebeca Barroso

La Escuela de Relaciones Laborales de la Universidad Complutense de Madrid celebró el II Ciclo Internacional de seminarios sobre igualdad, empleo, conciliación y violencia de género. La sesión se abrió con María Luisa Molero Marañón, catedrática de derecho del Trabajador y Seguridad Social, en la URJC, quien mostró que al menos 3 millones de los habitantes españoles conviven con una persona dependiente, a la que cuidar.

La catedrática expuso que “los beneficiarios de estos cuidados somos todos en realidad, puesto que es un término bidireccional, nosotros cuidamos y recibimos esos cuidados; Un 80% de las personas que viven en España cuidan a sus parientes en casa pero también pueden utilizar las instituciones y la mayoría de las personas que suele ayudar, suelen ser mujeres.”

El cuidado, actividad identificada con el género femenino

En relación a la importancia del servicio doméstico y cómo contempla la legislación a las trabajadores domésticas, Molero Marañón explicó que “la Ley de dependencia reconoce jurídicamente este trabajo tanto a trabajadores profesionales como a personas con capacidad de ayudar a otras y en la OIT(Organización Internacional del Trabajo) se han creado jerarquías diferenciando a los trabajadores con estos, a través de las malas condiciones en los trabajos y la invisibilidad de estas dándolas poca importancia. El sector doméstico esta dividido en Cuidadoras no profesionales(familiares), Servicio del hogar y el Servicio de Ayuda a Domicilio(SAD).”

Participó también en el seminario Constanza Tobio Soler, Catedrática de Sociología en la UC3M, quien habló sobre los servicios domésticos, “esta actividad ha sido devaluada e identificada por el género femenino, puesto que siempre se ha dicho que las mujeres son las que cuidan el hogar aunque con los pasos de los años tras la transición se han ido incorporando al mercado laboral compaginándolo con los cuidados”, según Tobio Soler. “Hay unas características en el servicio del cuidado que se han ido desarrollando a través de las últimas crisis: la creación de un discurso en el ámbito jurídico, la incorporación del hombre en el servicio doméstico aunque siga predominando el papel femenino y de las mujeres a otros empleos que no sean de la casa y por último la lucha para que el sistema de cuidado no se beneficie a través de empresas dedicadas a ellas.”, terminaba su intervención la catedrática.

Sueldos de menos de 300 euros

Arantxa Zaguirre, Abogada del colectivo Territorio Domestico, centró su intervención en la denuncia de la normativa Española a la Unión Europea por “no recoger los derechos de las trabajadoras del hogar como en el Artículo 41 de la Constitución Española que habla sobre la Seguridad Social pública a todos los ciudadanos y en el artículo 14 apelando la discriminación sexual y racista que se produce dentro de este entorno laboral.” La mayoría de las personas que trabajan en este servicio viven en un nivel de pobreza, según los datos compartidos por Zaguirre. Otros datos expuestos por la Abogada, mostraron el caso de trabajadoras domésticas internas que cobraban 300 euros al mes, puesto que les quitaban por la pensión y comida.

Deja tus comentarios

Enviar un comentario como invitado

0
terminos y condiciones.

Comentarios

  • No se han encontrado comentarios