VIOLENCIA MACHISTA, LA NUEVA CONSTRUCCIÓN DE LOS MEDIOS

by Jessica Baidez

Juventud, belleza y sexualidad, tres cualidades que los medios de comunicación atribuyen a la mujer en búsqueda de un estereotipo ideal que escapa de la realidad. Los medios son el mensaje y el mensajero con la capacidad de dar forma a la sociedad. Comprender la construcción del imaginario colectivo al que están sometidas las personas, puede llegar a dar respuestas a uno de los mayores problemas actuales: la violencia machista.

La hiperconectividad permite que se reciban mensajes las 24 horas al día. Gran parte de esos mensajes son construcciones culturales basadas en el género, es decir, en papeles sociales construidos tanto para la mujer, como para el hombre que se asientan en base a su sexo y que dependen de un particular contexto socioeconómico, político y cultural. Actualmente, Según el documental Miss escaparte, el mensaje que reciben los niños y niñas es que para éstas “lo más importante es su aspecto, ya que de ello depende su valía”, así lo refleja la publicidad, que vende a través de la explotación del cuerpo femenino; lo repite el cine, con historia hechas para hombres que si interesan a las mujeres, mientras que sus historias no interesan a ellos; los programas de televisión, videojuegos y hasta el periodismo informativo “más serio”, en el que se cosifican o sexualizan a las prestadoras.

Existe una escasa participación de la mujer en los puestos de poder, es una evidencia, que va unido a la limitada y estigmatizada visión que los medios ofrecen de ellas. También hay un imaginario colectivo que  sustenta la idea de que los hombres se sienten “amenazados” por el acceso de la mujer a los ámbitos tradicionalmente masculinos, mientras que a ellas se les ha reprimido el anhelo de alcanzar posiciones “masculinas”.

“No es cierto que los medios dan lo que quiere el público”, asegura Jennifer Pozer, Directora de Mujeres en medios y noticias, quien señala que la mayoría de los contenidos actuales están determinado por los intereses de los medios y sus anunciantes. Por su parte Jim Steyer, Presidente de la Common Sense asegura que “en la industria de los medios, todo vale”, “los legisladores están en los bolsillos de la industria mediática, estos no representan el interés público”.

La concepción de los medios como instrumentos capaces de influir en el comportamiento de las personas ha existido siempre. Sin embargo en la actualidad, la competencia mediática obliga a realizar contenidos impactantes que llamen la atención de un público cada vez más distraído, A veces acuden a imágenes violentas y sexualmente opresivas o denigrantes, al que los niños están expuestos sin ningún filtro. “En un clima cultural en donde se convierte a las mujeres como objeto, es casi el primer paso para justificar la violencia hacia esa persona”, según Jean Kilbourne, cineasta y escritora.

Denuncias públicas y publicadas sobre la situación de la mujer en el Siglo XXI. Ya está dado el primer paso, la “visibilización”, ahora la consigna debería ser la apuesta constante por el cambio de papel social. Individual y colectivamente, cada dia.

 

 

Deja tus comentarios

Enviar un comentario como invitado

0
terminos y condiciones.

Comentarios

  • No se han encontrado comentarios