ALBERTO UTRERA: “LA GENTE NO ESTÁ PREPARADA PARA LA LIBERTAD TOTAL, ESE ES EL MENSAJE DE SMOKING CLUB”

 

-Dolores está basada en una mujer real, es una mujer de 70 años que va a un club de Malasaña, se toma un café y fuma marihuana

-Oscar, el dueño del Club es un personaje obsesionado con la libertad pero que ha puesto 129 normas a su local

FOTOGRAFÍA: ALBERTO UTRERA, DIRECTOR DE SMOOKING CLUB

Una asociación de fumadores de Cannabis a legal y ficticia y nueve días de rodaje han sido suficiente al joven director debutante, Alberto Utrera, para crear su ópera prima, Smooking Club. La cinta, proyectada en el prestigioso festival de Málaga, pretende entretener al espectador durante todo el metraje, de algo más de una hora. Los estudiantes de Ciencias de la Información podrán verla el jueves 30 de enero, el resto, tendrán que esperar un poco más para verla en varias salas de todo el país.

Pablo Fritschi: Viene del mundo del corto y del videoclip, ¿cómo es el salto de ese mundo al del largometraje?

Alberto Utrera: Empecé a hacer cortos en la universidad, siempre los he hecho por vicio, porque me encanta la ficción y es mi verdadera vocación. En cuanto reunía una cantidad de dinero suficiente realizaba un corto. En el mundo del videoclip me metí para coger experiencia como realizador, y poder dedicarme a la publicidad, sector al que le he dedicado 12 años de trabajo y es realmente el que me da de comer de momento. Tanto el corto como el videoclip, si no es a un nivel muy alto es un trabajo precioso, pero del que no se puede vivir.

P: Se han auto producido, supongo que es algo esencial para mantener la libertad creativa en una película…

A: Hemos hecho lo que hemos querido, en los 4 años que llevamos con la productora ahorramos un dinero y decidimos hacer un corto, pero nos arriesgamos, decidimos que quizás si grabamos en 9 días y en una sola localización nos daría para hacer un largometraje. La gran ventaja de autofinanciarse es precisamente esa, que puedes hacer lo que quieras, tienes total libertad

P: Dice que grabaron la película en tan solo 9 días y que gran parte del guion sale de la improvisación de los propios actores, cuéntenos, ¿cómo fue este rodaje?

A: Eso fue de lo mejor de la película, nosotros escribimos únicamente un folio de guion por personaje más o menos y se lo mandamos a cada uno de los actores. Hablé con ellos y les pedí que vinieran al castin directamente como los personajes, que ni siquiera se me presentaran como al director de la película, queríamos que desde el minuto cero aquello fuese el Smooking Club. Tenemos esas entrevistas grabadas y fueron tan buenos los personajes que trajeron, que el resultado final es enormemente parecido al de las entrevistas. En el caso de Jimmy, hay frases de esas entrevistas que están calcadas en el guion. Trajeron el personaje que les parecía y cuando trabajas así con un actor el resultado es muy bueno.

P: Llama la atención especialmente eso, las grandes interpretaciones de la película, ¿se esperaba un resultado tan bueno por parte de unos actores no tan conocidos?

A: Me dio la sensación de que sería así, desde el primer momento. Las improvisaciones tenían tanto nivel que se veía venir un trabajo muy bueno por su parte. También es verdad que cuando te pones a rodar no tienes ni idea de que es lo que has hecho, o sale o no sale, es como cuando cocinas, pones todos los ingredientes y te sale o no te sale, en este caso salió bien. Cuando hicimos la película el objetivo era entretener a la gente los 80 minutos, algo complicado en una sola localización y que tuviera credibilidad, que no te plantees que te han sacado de la historia, en definitiva, que te la creas.

“El corto como el videoclip, si no es a un nivel muy alto es un trabajo precioso, pero del que no se puede vivir”

P: Los personajes son muy actuales, casi estereotipados, ¿pretendía esto al elaborarlos?

A: Nosotros queríamos hacer algo con el Club, nos han hablado mucho de la marihuana y de este tipo de locales. Son clubs que hay en todas las grandes ciudades y el tema es que la gente que no está vinculada a este tipo de locales tiene una visión muy distorsionada de lo que son, son lugares en los que te tomas un café y fumas.  Es gente absolutamente normal la que va a estos clubes, de hecho, el personaje de Dolores está basada en una mujer real, es una mujer de 70 años que va a un club de Malasaña, se toma un café y fuma marihuana.

P: Oscar, el dueño del Club es un personaje obsesionado con la libertad pero que ha puesto 129 normas a su local, ¿Es un reflejo de una sociedad que no puede funcionar sin normas?

A: Es esa la gran reflexión de la película y el mensaje que más me interesa dar. Oscar en realidad todo el rato habla de él, no habla del club. La gente no está preparada para la libertad, porque esta termina donde empieza la libertad del otro, si tú en un local pones como única norma la total libertad de la gente, pienso que tardaríamos un minuto en acabar a puñetazos.

P: Como director, se nota cierta influencia de directores como podría ser Guy Ritchie o Tarantino

A: Para mí el ritmo es fundamental, y esa es una tarea de realización, creo que si no la más, es una de las cosas de mayor relevancia cuando cuentas una historia en el cine, quizás ese es mi parecido con Ritchie. De Tarantino admiramos sus guiones, esas conversaciones eternas que no llevan a nada, pero que tienen una enorme belleza. Es más, hubo un momento que estuvimos a punto de terminar la película a tiros, en plan Los Odiosos Ocho, pero al final desechamos la idea, no era el tipo de película que queríamos en este caso, pero la idea de acabar de una manera gore estuvo ahí.

“Cuando terminas de rodar, no sabes muy bien si lo que tienes es una obra maestra o una basura”

P: Hablemos de otro de los puntos importantes de la película, el consumo de Cannabis, tema muy actual, en la película un personaje dice “en un año, esto será más legal que perejil”, refiriéndose a las asociaciones de fumadores, ¿así lo piensa usted?

A: No sé si en un año, pero yo creo que sí. No soy un experto en la materia pero no se demuestra que el alcohol o el tabaco sean más nocivos que el Cannabis. Fuma muchísima gente, es una sustancia con un gran empuje y millones de consumidores en todo el mundo. Esto caerá por su propio peso, ya son varios lugares en el que la marihuana es legal, como siempre, a España todo llega más tarde, pero llegará seguro.

P: ¿Cómo les fue en el festival de Málaga?

A: Llegamos tarde, y participamos en una categoría muy pequeña, pero la experiencia fue increíble, y el empuje que ha tenido la película antes y después del festival ha sido una pasada, gracias al sello del festival de Málaga nuestra película llegará a mucho más público. Estamos encantados porque, a pesar de que la candidatura fuese pequeña, la sala de cine estaba llena para ver la película y las críticas que nos han hecho los periodistas han sido en general muy buenas. Tenemos una enorme expectación por ver si a le gente le gusta la cinta.

Cuando terminas de rodar, no sabes muy bien si lo que tienes es una obra maestra o una basura, que te elija un festival como el de Málaga para poner tu película es síntoma de que algo has hecho bien, además, antes de que te coja Málaga, te hacen muy poco caso, después, la cosa cambia mucho.

P: ¿La comedia en España está poco valorada?

A: La habitual si, la comedia española típica, llena de clichés y estereotipos no está valorada por el público más crítico, sin embargo, son películas que funcionan mucho en taquilla y con los espectadores, lo pasas bien viéndolas. Yo, sin embargo, no creo que haga esa comedia, mi comedia pretende parecerse más a la de los Coen, Tarantino o Woddy Allen. A pesar de eso, valoro y disfruto mucho la comedia que se hace en España. 

 

 

Deja tus comentarios

Enviar un comentario como invitado

0
terminos y condiciones.

Comentarios

  • No se han encontrado comentarios