INSECTOS, UNA NUEVA MODA ALIMENTICIA

by Mª del Mar Fábregas

Una dieta a base de insectos puede convertirse en la solución que destierre la hambruna del planeta, de acuerdo con la Organización de Naciones Unidas para la Alimentación y la Agricultura (FAO).

En 2030 el mundo tendrá que alimentar a más de 9.000 millones de personas, además de los miles de millones de animales que se crían cada año. La Organización de Naciones Unidas para la Alimentación y la Agricultura estima que expandir la agricultura no es una opción sostenible. La sobreexplotación de los océanos o el cambio climático serán otros factores que podrían complicar la producción de alimentos. Para hacer frente a estos retos y a la escasez de alimentos, los expertos de la Organización de Naciones Unidas (ONU) creen que lo que comemos tiene que ser revaluado. Y ahí entran los insectos.

“Existen numerosas razones para volver la vista a los insectos, enorme fuente de nutrientes para evitar el hambre en nuestra especie y combatir malnutriciones como la obesidad”, afirmó Luis García Diz, profesor titular de Nutrición y Bromatología de la Universidad Complutense de Madrid, en la sesión inaugural de la V Jornadas de Gastronomía Salud y Tecnología: Nuevos alimentos: ¿exotismo o necesidad?, celebrado en la Facultad de Farmacia de la Universidad Complutense de Madrid (UCM)

(AP/ Arnold Van Huis). Venta de insectos en mercado asiático. 

Los insectos son una fuente de alimento muy nutritiva y saludable con alto contenido en grasas, proteínas, vitaminas, fibra y minerales. Luis García Diz señala diez de las razones por las que consumir estos seres vivos: “su elevado valor proteico, su riqueza en vitaminas y minerales, su innegable valor combatiendo el colesterol y la obesidad, el ahorro de agua que supone su cría, la protección a la biodiversidad, el hecho de que ya los estamos consumiendo y hayamos aprendido a valorarlos, su incorporación a las nuevas tendencias de gastronomía y por la construcción de un mundo mejor, más “verde” y equilibrado”.

Actualmente, se comen más de 1.900 especies, principalmente en los países tropicales, donde las especies son más grandes, su diversidad es mayor y la disponibilidad de los insectos es constante todo el año; escarabajos seguidos por mariposas, hormigas y chapulines son los insectos más consumidos en países como México. La cuestión según Diz es sí “¿Nos atreveremos conscientemente a comerlos?”, expuso. 

Deja tus comentarios

Enviar un comentario como invitado

0
terminos y condiciones.

Comentarios

  • No se han encontrado comentarios