“EL FUTURO LO MARCA EL CAMBIO CLIMÁTICO Y YA VAMOS CON RETRASO”

by Maria Dolores Moral

Sara Pizzinato, responsable de la campaña de soluciones energéticas de Greenpeace España, declaró en el debate del foro energía para la ciudadanía, celebrado el pasado jueves,que “el futuro lo marca el cambio climático y vamos muy tarde”. El evento fue organizado por la fundación Alternativas y tuvo lugar en la sala Valle Inclán en el Círculo de Bellas Artes de Madrid con el tema: ¿Es posible una transición energética limpia en España? Barreras y oportunidades.

Los asistentes, posando con motivo del Dia Europeo Red Natura

Ana Belén Sánchez, coordinadora en el área de sostenibilidad en la función alternativas, fue la voz de la moderación en la mesa de debate sobre transición energética en la que participaban: el catedrático en la escuela técnica superior de ingeniería de ICAI y cátedra BP en energía y sostenibilidad, Pedro Linares; el vicepresidente de la fundación renovables, Fernando Ferrando; el subdirector de regulación de generación, mercados y gas, Endesa, José Eduardo moreda Díaz; un socio de monitor deloitte, Alberto Smores y Sara Pizzinato, greenpeace España.

EL 80% DE LOS SISTEMAS ENERGÉTICOS ESTÁN BASADOS EN COMBUSTIBLES FÓSILES

En el debate se discutió la posibilidad de cumplir unos objetivos de transición energética para lograr una economía descarbonizada hacia el 2050, puesto que el gobierno español se ha comprometido a aprobar una ley de cambio climático y transición consistente con el compromiso adquirido bajo el acuerdo de parís. La UE tiene como objetivo la reducción de emisiones entre el 80% y el 95% comparado con los años 90 pero para España y la mayoría de occidente no será fácil cumplir con el objetivo ya que el 80% de los sistemas energéticos están basados en combustibles fósiles que suponen un déficit de 40.000 millones de euros anuales. La planificación del cambio de infraestructuras fósiles por renovables requiere medidas legislativas y un marco de seguridad jurídica, así como también importantes inversiones, décadas de transición y resolver el trilemaenergético: sostenibilidad económica y ambiental y seguridad de suministro.

“No me vale fijar en 2050 y olvidarme. Además, no me interesa el 2050, me interesa el 2017, 2020, 2030. Si no puedo cumplir objetivos establecidos para el 2030, ¿cómo voy a poder cumplir los del 2050?”, argumentaba Fernando Ferrando. Esto implica que España comparte desafíos y oportunidades con otros países europeos como Francia, Dinamarca, Alemania y reino unido, que ya tienen distintos planes de descarbonización como la gestión de la demanda y la importancia de involucrar a los ciudadanos en la producción y consumo de energía.

Deja tus comentarios

Enviar un comentario como invitado

0
terminos y condiciones.

Comentarios

  • No se han encontrado comentarios