“LA AYUDA HUMANITARIA CADA VEZ ES MENOS INDEPENDIENTE’’

“Lo que queremos es llamar la atención de los que pueden ayudar y no lo hacen’’. Así inauguraba Amaia Esparza, directora de comunicación de Médicos Sin Fronteras, la presentación de la exposición “De la acción a la palabra’’, organizada por la ONG. Está situada en el Centro Cibeles de Cultura del Ayuntamiento de Madrid desde hoy hasta el 17 se septiembre.

Esparza aseguraba que dar visibilidad es fundamental. Para ello, la exposición  pretende dar a conocer algunos casos en los que Médicos Sin Fronteras se ha visto obligada a denunciar las agresiones que ellos presencian. Según la organización, en 2016 solamente han registrado 74 ataques a 34 estructuras médicas y 71 agresiones tuvieron lugar en Siria y 3 en Yemen.

SIRIA, “LA MAYOR VERGÜENZA PARA LA COMUNIDAD INTERNACIONAL’’

Carlos Francisco, jefe de misión de Médicos Sin Fronteras en Siria, recordaba que Siria se ha convertido en la mayor crisis humanitaria actual y la ha calificado como “la mayor vergüenza para la Comunidad Internacional’’. Aclaraba que los estados están obligados a respetar esa ayuda humanitaria que ellos proporcionan pero que algunos no lo hacen. En este caso considera que “debemos exigir ese respeto”.

Para Médicos Sin Fronteras el testimonio es muy importante en tanto que tiene como lema “no estamos seguros de que la palabra siempre salve vidas, pero sí sabemos con certeza que el silencio mata’’. Según Esparza no pretenden dar un análisis político sino un análisis médico y humanitario y cuando no es suficiente su ayuda lo denuncian públicamente. Otro ejemplo es el de Afganistán, donde denunciaron la manipulación por parte del gobierno, que se manifestaba en la confusión de roles entre lo humanitario y lo militar puesto que “los equipos militares iban en coches blancos, sin uniformes militares y ofrecían ayuda, pero además les pedían información a los civiles’’. La población civil no podía distinguir y en último término la organización se vio obligada a abandonar el país.

Esparza explicaba que, en lugares como Siria, los pocos equipos humanitarios que hay están concentrados en atender a las víctimas y en algunos casos se lo impiden con violencia, incluso acoso al personal sanitario por tratar a los enemigos. 

Deja tus comentarios

Enviar un comentario como invitado

0
terminos y condiciones.

Comentarios

  • No se han encontrado comentarios