“HOY QUEREMOS HOMENAJEAR TAMBIÉN SU LEGADO: ES UNA CELEBRACIÓN DE TODOS ESOS ABOGADOS”

“El acto es importante porque la historia la escriben otros, y son los poderosos”, sostiene el abogado Teodoro Mota, durante su intervención en el centro cultural Conde Duque, en Madrid, con motivo del 40 aniversario del asesinato de los abogados de Atocha. 

 

Hace 40 años que un grupo de extrema derecha asesinó a cinco abogados -laboralistas y del Partido Comunista de España-, en el marco del terrorismo tardofranquista. Por eso, durante este año se han celebrado diferentes conmemoraciones para recordar el acontecimiento.

La Asociación Libre de Abogadas y Abogados (conocida como ALA) organizó así un homenaje, el 9 de junio, en el que participaron Alejandro Ruiz Huerta, último superviviente de la matanza de Atocha; Paca Sauquillo, hermana de uno de los fallecidos; y diferentes profesionales de la abogacía que han destacado en la defensa de los ciudadanos contra el poder.

Cada uno explicó su función e importancia para con la sociedad. Destacaron el valor hacia la profesión que habían conseguido sus compañeros asesinados y animaron a las nuevas generaciones para “cambiar la realidad”, como aclaraba Pepe Galán.

“Buscábamos grietas para romper la ley”

Alejandro Ruiz-Huerta reconoce la importancia de la asociación organizadora: ¿quién sustituye hoy a los abogados laboralistas, después de los sindicatos que se legalizaron durante la década de los setenta? “(En ese despacho) se trabajaba para intentar reivindicar derechos que no teníamos”, explica Sauquillo.

La participación de estos abogados incluyó a Pepe Galán -especialista de GAL y terrorismo de Estado-, Enrique Lillo -derechos laborales-, Teodoro Mota -tortura y represión-, Rafael Sainz de Rozas -antimilitarismo, insumisión y justicia militar-, Rosa García -derechos de la mujer-, Chon Vargas Mendieta -memoria histórica-, Fernando Oliete -exclusión social-, Javier Galparsoro -migración, asilo y refugio-, y Alejandra Jacinto -libertades públicas y derechos sociales-. Entre todos estos, recordaron el trabajo y valor de sus compañeros de profesión, pero también observaron que no había que quedarse tranquilos: “hay que seguir luchando, no hay voluntad política ni compromiso”.

Por último, el evento finalizó con una actuación musical de Solfónica.

Deja tus comentarios

Enviar un comentario como invitado

0
terminos y condiciones.

Comentarios

  • No se han encontrado comentarios