JUANA RIVAS, PROTAGONISTA DE UN FORO CONTRA LA VIOLENCIA DE GÉNERO

Juana Rivas, víctima de violencia machista que se escondió este verano con sus hijos para evitar su entrega al padre de los pequeños, condenado por agredirla, fue la protagonista del Tribunal de Mujeres contra las Violencias Machistas, presidido por la abogada y exdiputada Cristina Almeida. Según Paqui Fuillerat, portavoz de la Plataforma 25N de Granada, Rivas “ha pasado de víctima a la categoría de acusada”. Este acto, que se celebró en la sala Ernest Lluch del Congreso de los Diputados, contó con la participación de abogadas y víctimas, que quisieron transmitir un mensaje de descontento contra la forma en la que se aborda la violencia de género en España.

El caso de Rivas ha tenido una gran presencia en los medios este año. Para la periodista Ana I. Bernal, cuando se inicia un caso como este, se da comienzo, a la vez, a un caso extrajudicial en los medios de comunicación, llegando a dañar la integridad de las víctimas, y dudando de su palabra o silencio. “Los medios tienen la responsabilidad de concienciar a la sociedad” añadió la periodista, haciendo referencia al Convenio de Estambul, firmado en 2011 para prevenir la violencia doméstica.

Según la FRA (Agencia de los Derechos Fundamentales), 1 de cada 10 mujeres en Europa ha sufrido desde los 15 años algún tipo de violencia sexual y, en España, al menos en 50% alguna forma de acoso sexual desde la misma edad. “Exigimos al Estado justicia, reparación y no repetición” reiteró Alba Pérez, quien “condenó” al Estado como culpable por actuar de forma indebida.

Dos víctimas de violación durante la celebración de los Sanfermines el verano pasado ofrecieron también su testimonio en este tribunal. Una de ellas recordó que lo que más miedo le daba era darse cuenta de que la situación era real, y confesó que se preguntaba si había sido su culpa. “No son solo estadísticas. Es algo real” señaló esta mujer.

Durante el último bloque del acto, Elena Saura, de la Plataforma Impacto de Género Ya, afirmó que se prevé que el Gobierno incluya en los Presupuestos Generales del Estado de 2018 una partida de 231,7 millones de euros destinada a combatir la violencia machista, gracias al Pacto de Estado contra la Violencia de Género. Cristina Almeida cerró la reunión con dos reivindicaciones. La primera, que las mujeres necesitan ser escuchadas. La segunda, que no se pretenda igualar en violencia a las víctimas y a los maltratadores. 

Deja tus comentarios

Enviar un comentario como invitado

0
terminos y condiciones.

Comentarios

  • No se han encontrado comentarios