LAS ASIGNATURAS PENDIENTES DE ESPAÑA SEGÚN LA UE

by PABLO FRITSCHI Y BÁRBARA MARYANO

 España, tras 10 años de crisis económica

Gran-Recogida-Solidaria-2016-clasificada-enero-I-1170x455.jpg

  •       - MÁS DE 2 MILLONES DE NIÑOS ESPAÑOLES EN RIESGO DE POBREZA
  •      - 300.000 "DEPENDIENTES" EN LISTA DE ESPERA
  •       - ESPAÑA NO CRECERÁ SIN I+D

Mejoran las cifras macroeconómicas, según muestran las estadísticas. La "inminente" salida de la crisis está incluida en los discursos de los líderes políticos y de los argumentarios de sus respectivas formaciones. Pero cuando nos referimos al nivel de vida de los españoles no se puede ser tan optimista. La crisis económica del 2008 con el agravante de la financiera en 2010 ha dejado una marca indeleble en una parte de la población. Los datos, fríos, muestran las tasas de pobreza infantil, un tercio de las personas en situación de dependencia están en lista de espera, somos el país europeo con más contratos temporales, a tiempo parcial o a través de agencia, y la "pobreza" energética se ha instalado en muchos hogares. Hecho el diagnóstico, el tratamiento apuesta por hacer de la investigación una vía de crecimiento sostenible pero alerta de es poco probable que se pueda alcanzar el objetivo de inversión de I+D nacional del 2 % de 2017 a 2020.

Europa también señala a España en materia de I+D. El informe de la UE alerta de que un crecimiento económico sin su correspondiente inversión en investigación podría hacer que este fuese poco sostenible. España ocupa el lugar 20 del total de 28 países de la Unión Europea en este área. El gasto público y de las empresas en I+D disminuyó a un ritmo constante, pasando del 1,35 % del PIB en 2010 al 1,22 % en 2015, también el presupuesto público para I+D bajó un 30 % entre 2010 y 2014. Advierten desde Bruselas de que: “Parece muy poco probable que se pueda alcanzar el objetivo de inversión de I+D nacional del 2 % de 2017 a 2020”.

Otro de los grandes perjudicados en cuanto a la asignación de recursos son los centros de estudios universitarios. La doctora Fernández Zubieta refleja que “En la universidad hemos retrocedido en unos pocos años en términos de financiación a niveles del 2005-2006, tanto a niveles globales y reductivos”.

Asimismo, añade: “Lo que quizás más me preocupa es que algunas veces desde el sistema político parece como que quieren hacer ver que no ha pasado nada, como si de lo único que se tratase es de volver a recuperar niveles de financiación sin tener en cuenta que, evidentemente, una reducción tan significativa de financiación ha tenido consecuencias concretas en los sistemas universitarios”.

También afirma que los más damnificados con la crisis han sido los estudiantes con las subidas de tasas y que "es evidente la precarización". “Lo que no veo es que haya una solución específica para aquellos que han sufrido más las consecuencias de la crisis, sino que se aspira sobre todo a recuperar los niveles de financiación sin hacer mecanismos específicos para solventar los problemas generados por la crisis”. Y no es una afirmación gratuita, las tasas universitarias subieron de un 13,86% en 2009 a un máximo de 18,5% durante el 2014 (precisamente en los años más duros de la crisis), lo que significa que los alumnos tenían que abonar prácticamente un 20% del coste de su educación pública, y esto en el caso de primeras matrículas, en el caso de segundas el precio se dispara enormemente, porque actualmente las tasas universitarias están en un 17,77%, según las cifras del propio Ministerio de Educación, Cultura y Deporte.

grafico.jpg

“Sin trabajo y habiendo agotado todas mis prestaciones y ayudas, ¿qué puedo hacer?”. Así declara su situación actual Carmen González, una mujer madrileña en situación de precariedad desde hace 5 años. Acude de manera casi a diaria al comedor Social Santa Isabel, como muchísimos españoles azotados por la crisis económica española iniciada en 2008. A pesar de que las instituciones políticas la dan por finalizada, día a día miles de familias luchan por combatirla.

Hoy, gran número de ONGS e instituciones luchan contra lo que puede seguir siendo la crisis no concluida o lo que otros llamarían las secuelas de la misma. Existen 45 comedores sociales actualmente, de los cuales, 26 se encuentran en la Comunidad de Madrid. Existen colegios situados en barrios especialmente afectados que abren los domingos para proporcionar comida a niños de familias en situación de urgencia, 378 centros sociales o grandes instituciones como La Cruz Roja que desde el inicio de la crisis ha ampliado sus servicios en ese ámbito, creando también nuevas formas de asistencia a medida que se encuentran nuevas necesidades tales como: el reparto de ropa, kits de artículos básicos, apoyo escolar a niños de familias en situación de crisis e incluso ayudas económicas.

“El crecimiento de los últimos años no ha conllevado necesariamente mayor bienestar en la sociedad”, así afirma uno de los voluntarios del comedor social madrileño Santa Isabel. En este comedor social, como en el resto, hay "lista de espera", algo que muestra la existencia de bolsas de pobreza para las que, hasta el momento, no se ha dado una solución.

Niños en riesgo de pobreza

Un 22,6 % de los niños españoles vive en riesgo de pobreza extrema o media en nuestro país, tal y como muestran los datos del "Informe sobre España" elaborado por la Unión Europea. De estos, la mayoría viven en familias en las que sólo uno de sus miembros trabaja, o bien ninguno de ellos. Un 39% de las familias españolas vive en esta situación, pero con el agravante de que el patrimonio familiar ha disminuido considerablemente y la bajada de las pensiones se ha hecho notar. Los abuelos han sido, en muchas ocasiones, los encargados de alimentar a las familias. Este es solo el reflejo de una crisis económica que se ha cebado especialmente con los más indefensos en un país en que tan sólo un 7% de su PIB corresponde al gasto infantil.

 Según la Cruz Roja, una ONG que trabaja día a día con los niños en riesgo de exclusión social o en situación de pobreza,se ha incrementado hasta el 26% (el valor más alto desde 2004) la población menor de edad que se encuentra en una situación de pobreza infantil, lo que hace un total de 2.200.000 niños viviendo en España por debajo del umbral de la pobreza.

VÍDEO CRUZ ROJA: http://www.cruzroja.tv/video/1806/infancia-y-pobreza

La Unión Europea, en su informe sectorial de febrero de 2017, llama la atención sobre la contradicción de tener ese porcentaje de pobreza infantil y que España esté a la cola de los países de la UE a la hora de repartir prestaciones y ayudas a los desempleados en riego de exclusión social. Aunque la inversión para este gasto sea parecida al resto de países en la Unión, el 80% de los desempleados europeos reciben estas ayudas, en España solo la perciben un 61%, por lo tanto quedan sin conocerse los criterios del reparto de las ayudas estatales. La bajada o congelación de las pensiones podría estar también influyendo en este parámetro ya que de nuevo los jubilados, por solidaridad con las familias, han tenido que hacer frente al peso económico de las mismas.

300.000 DEPEDIENTES EN LISTA DE ESPERA

Las medidas tomadas por el gobierno en el aumento del gasto social (un 9% en el curso 2016) no parecen servir para alcanzar el mantenimiento de las prestaciones que reclama la situación económica de las familias. Un dato relevante que podría ilustrar esta situación es el hecho de que, aproximadamente, un tercio de las personas declaradas como dependientes están en lista de espera (348.240 de un total de 1,21 millones). A la insuficiencia de recursos asignados, se une la existencia de grandes desigualdades territoriales dado que son competencias transferidas a las CCAA y que la distribución no es la misma, y depende del lugar en que residan las personas dependientes. Pero no solo se nota la falta de ayudas en comparación con la demanda, además las familias tienen problemas a la hora de pagar la factura de la luz, ya que a partir del 2014 el precio de la factura siguió incrementándose para los hogares de baja renta con hijos, con el resultado de que uno de cada cuatro tuvo dificultades para pagar las facturas de los servicios y mantener el suministro energético necesario.

La Unión Europea también hace una llamada de atención sobre el hecho de que “en España no existe una política de contratación pública coherente”. Con una tasa de desempleo del 18,4% durante el 2016 y especialmente dura para los jóvenes, ya que el paro en menores de 25 años supera el 42%, la alternativa de muchos jóvenes españoles ha sido la emigración. Según datos del INE, cerca de 2 millones de españoles han emigrado tras el inicio de la crisis.

Según Bruselas: “la falta de un organismo independiente encargado de garantizar la eficiencia y el cumplimiento legal en materia de contratación pública en todo el país entorpece la correcta aplicación de las normas de contratación pública y puede dejar margen para cometer irregularidades” (Comisión Europea, 2016).

El Gobierno español no ha respondido hasta la fecha a lo recogido en el Informe de la UE y en RRSS el Presidente del Ejecutivo asevera que: "Los buenos datos de empleo demuestran que este rumbo da resultados. Seguimos trabajando para que la recuperación llegue a todos".

tuit.jpg

MI SALARIO EN ALEMANIA, AYUDA A MI FAMILIA EN ESPAÑA

Los datos objetivos del Informe de la UE para España tienen también su reflejo en las realidades descritas por jóvenes españoles que ponen voz a la emigración forzosa de los últimos años. Tania Sánchez es una joven española licenciada en Turismo cuya única baza para encontrar un empleo fue emigrar a Alemania, donde reside desde 2013. “Cuando tu país provoca un antes y un después en la vida de tu familia, te replanteas marcharte… y finalmente sí, lo hice; ahora parte de mi salario en Alemania forma parte del salario de mi familia en España y si tuviera trabajo en España no estaría aquí”, asegura la joven, tremendamente contrariada por la situación laboral española. “Ellos mismos y su crisis han provocado todo esto”, termina afirmando, y exige “responsabilidad moral” a un gobierno que permite esta “fuga de cerebros”. Actualmente Tania trabaja de recepcionista en un hotel.

La situación descrita por Tania Sánchez viene a ilustrar la realidad de la estadística. La salida de España de los jóvenes no solo no se atenúa, sino que es una tendencia al alza en España, las últimas cifras del INE revelan que en el primer semestre de 2016 casi 50.000 españoles decidieron establecerse en otros países. Si continuara esta tendencia los siguientes meses del año, 2016 habrá sido un año record en emigración.

LA CRISIS CAMBIARÁ LA ESTRUCTURA LABORAL DE LA POBLACIÓN

Ana Fernández Zubieta, doctora en Humanidades por la Universidad Carlos III de Madrid, ganadora del premio Geoff Oldham a mejor tesis en la Universidad de Sussex (Brighton, Reino Unido) y profesora de la Universidad Complutense de Madrid, en declaraciones para Infoactualidad,  afirma: “Lo que nos demuestran los datos es que la crisis ha incidido provocando desigualdad y ha afectado sobre todo a la gente que peor estaba, sobre todo ha hecho mella en la clase más pobre”.

Además, declara que "una reflexión acerca de las consecuencias que pueda tener a largo plazo la crisis se irán viendo, en el sentido de que pueda llegar a cambiar la estructura laboral de población con salarios medios mucho más bajos".

De hecho, según un reciente estudio publicado por la Organización Internacional del Trabajo (OIT), España es el país europeo con más contratos temporales, a tiempo parcial o a través de agencia que, en muchos casos, no aseguran los mismos derechos que si los empleados tuvieran un trabajo fijo e indefinido. Según este informe, en España aproximadamente 3,7 millones de trabajadores cobran 300 euros al mes o menos.

Los expertos de la OIT proponen al respecto utilizar los trabajos temporales para lo que son realmente, es decir, para casos de enfermedad o de bajas de larga duración, además de una ley de contratación más fuerte que defienda los derechos de los trabajadores.

La tabla siguiente, que muestra la evolución de la brecha salarial, refleja cómo en cuatro años la brecha salarial aumentó 22,63 puntos en el concepto de horas extraordinarias y el salario base se incrementó en 1,71 puntos, según los datos de la Unión General de Trabajadores (UGT).

            Evolución de la brecha salarial en la composición del salario bruto mensual
                                                       2010                                      2014              Variación
Salario base 16,28 17,99 1,71
Complementos salariales 32,29 30,44 1,85
Complementos salariales por razón de nocturnidad, turnicidad o trabajo durante el fin de semana 34,45 33,03 1,42
Pagos por horas extraordinarias 56,25 78,88 22,63
Salario ordinario 21,93 22,28 0,35
Pagas extraordinarias 32,93 36,07 3,14
Salario bruto 22,16 22,53 0,37
Contribuciones a la Seguridad Social a cargo del trabajador 19,13 19,91 0,78
Retenciones IRPF 36,30 34,60 1,7
Salario neto 19,52 20,16 0,64
           

"DESIGUALDAD" DE SEXO

Existe una enorme brecha entre hombre y mujeres tal y como reflejan los datos del estudio de la UGT. “La falta de políticas de igualdad en el empleo incrementa la brecha salarial” alerta el sindicato sobre este tema. La ganancia media anual de las mujeres es inferior en un 20% a la de los hombres en cada nivel de estudios, siendo la más alta en los estudios primarios (35,57%), que suponen 6.608,80€ de ganancia media anual menos para las mujeres con estudios primarios, que la ganancia media anual de los hombres con los mismos estudios. Esta dinámica se ha incrementado con la crisis económica. Comparando los datos anteriores, se comprueba que en 2010 las perceptoras de los salarios más bajos eran 1.289.114 mujeres y 624.380 hombres, esto es, el doble de mujeres que de hombres. En el año 2010, 6.300.723 personas con empleo recibían como máximo 1.266,66 euros brutos al mes, en cuatro años, un millón y medio de empleos más están retribuidos por debajo de esa cuantía.

El devenir de la situación española afectada por la crisis se refleja en la confianza en las instituciones. Según un estudio del Observatorio Social la Caixa; las grandes metrópolis, donde viven aproximadamente el 70% de los españoles, tienen “agujeros negros en el censo” en aquellas zonas que corresponden con suburbios o barrios marginales. Por ejemplo, en la Cañada Real vallecana (Madrid), la zona con menor índice de participación electoral de España, tan solo participó en los comicios de 2015 el 8% del censo cundo la abstención media en España es algo superior al 25%. La localización de los puntos negros de la democracia, secciones electorales donde la mayoría de los habitantes no vota, coinciden casi milimétricamente con los suburbios de las ciudades caracterizados por su falta de recursos.

Deja tus comentarios

Enviar un comentario como invitado

0
terminos y condiciones.

Comentarios

  • No se han encontrado comentarios