EL PROBLEMA “MENTE-CUERPO” Y LOS EXPERIMENTOS MENTALES, DESAFÍOS DE LA FILOSOFÍA DEL SIGLO XXI

by Carmen Maria Villalba

Responder a las inquietudes y desafíos del “problema mente-cuerpo” y defender los experimentos mentales y los actuales estudios de la conciencia fueron los objetivos de las jornadas de retos de la Filosofía de la Mente para el siglo XXI. La actividad, que tuvo lugar el pasado 12 de febrero, fue  presentada por Óscar Quejido, Alonso Muñoz y Mariano Rodríguez en la facultad de Filosofía de la UCM.

RESOLVER EL PROBLEMA MENTE-CUERPO

 En su disertación, Óscar Quejido recurrió como un modo para resolver el problema de mente-cuerpo al Trilema de Bieri (1981) y al libro de ‘Fuera de nuestras cabezas’ de Alva Noë. Según explicó, el Trilema de Bieri se basa en argumentar el problema de la causalidad mental mediante tres suposiciones: los fenómenos mentales son fenómenos no-físicos, los fenómenos mentales son causalmente efectivos en el ámbito de los fenómenos físicos y el rango de los fenómenos físicos está causalmente cerrado. La conciencia y a su vez los fenómenos mentales parecen ser la causa de los fenómenos físicos, sin embargo el Trilemapresenta una clase de contradicciones que no están resueltas todavía, a lo que Quejido añadió que “no ve la posibilidad de resolverlas.”

Por otro lado, tras decenas de años de un esfuerzo conjunto de neurocientíficos y filósofos, sólo queda una proposición de cómo el cerebro crea la consciencia, ya que esta se adquiere a lo largo de la vida. Según Queijedo, para comprender la conciencia no hay que mirar en los “vericuetos de nuestro interior”, sino en los procesos y respuestas de todo lo que nos rodea. “Somos animales en continua interacción” afirmóel profesor. Asimismo, el filósofo Alva Noë señaló que, tal como confiesa en su libro ‘Fuera de nuestras cabezas’, el verdadero origen de la mentalidad hace referencia a las correspondencias sensomotrices, es decir, que nuestra conciencia perspectiva del mundo no sólo depende del propio cerebro, sino de habilidades dependientes del cuerpo. Para aclarar la explicación, Noë recurrió al ejemplo siguiente: “Si trasplantan el cerebro de Usain Bolt a una persona cualquiera, lo más probable es que no tenga la misma velocidad, ya que las características físicas y biológicas de cada uno son diferentes”.

DEFENSA DE LOS EXPERIMENTOS MENTALES

  Alonso Muñoz expuso críticamente los principales intentos de solución al problema de la identidad personal mediante los experimentos mentales, con lo cual aludió a la definición de estos por parte de Wheeler, quien afirmó que “consisten en imaginar un mundo posible en el que se da un estado de hechos y tratar de pensarían está muy bien  que es lo que diríamos si nos encontrásemos en ese mundo”, es decir, crear un entorno de investigación en el que todo permanece estable, excepto la variable que queremos analizar y de este modo obtener las consecuencias que tiene  a nuestro alrededor. Los experimentos mentales no pretenden presentar un argumento, si no que pretenden darnos una información que es casi quasi-observational. Presentar una cuestión, crear una imagen mental y a partir de nuestro modelo mental, afirmar o negar dicha cuestión.

Muñoz hizo hincapié en que a la hora de presentar un experimento mental, y su consiguiente interpretación,  hay que tener en cuenta varios factores, tales como: el orden en que se presenten, si la situación es pensable y/o posible (basta con que sea lógicamente posible y no técnicamente) además de vigilar si los experimentos tienen contradicciones lógicas ocultas. 

Deja tus comentarios

Enviar un comentario como invitado

0
terminos y condiciones.

Comentarios

  • No se han encontrado comentarios