“LA MANZANA DE EVA”: UN OASIS EN MEDIO DEL DESIERTO

by Irene Gómez

Madrid, 11 de octubre de 2018

José Manuel Colón, director del documental ¨La manzana de Eva¨, proyectó su trabajo en la Facultad de Ciencias de la Información el pasado miércoles. La cinta se trata de un drama que refleja el problema de la Mutilación Genital Femenina (MGF), y cuyo preestreno se enmarca en la misma semana en la que se celebra el Día Internacional de la niña (11 de octubre).

EL documental muestra una realidad enfocada en  diferentes zonas, desde la propia capital de España (Madrid) hasta Kenia. Cuenta con la colaboración de varios testimonios, de víctimas de, que tras haber sufrido la mutilación, luchan contra ello. Además, la obra refleja, gracias a grabaciones en fundaciones como  la ¨Tasui¨, los resultados de estos cursos sobre los problemas que conlleva practicar esta técnica. Es un oasis en medio de un desierto al que acuden cientos de niñas, atravesando la Sabana, en busca de educación y para impedir que las mutilen genitalmente. 

El coloquio posterior estuvo formado por una mesa que contó con la colaboración del director y una voluntaria de Mundo Cooperante, testigo de la situación que se vive en estas fundaciones situadas en el continente africano. José Manuel Colón aseguró que lo que pretendía con la película era sensibilizar al público desde las historias de testigos directos. “El periodismo de denuncia debe encargarse de dar voz a las personas que no la tienen, y eso es lo que yo busco con estas grabaciones¨ defendió el director, autor también del documental ¨Black man, White skin¨. 

La cruz de las “Pulseras Masai”

¨Pulseras Masai¨ fue otro de los proyectos que se dio a conocer en este espacio, y que se podía adquirir al final de la proyección para colaborar con la asociación. Estas pulseras son un icono de esta lucha, ya que son elaboradas por víctimas de la MGF y todas ellas lucen una cruz que simboliza su lucha. 

La MGF es aún hoy un problema muy presente en muchos países como África, Oriente Medio o Asia. Esta práctica, que por tradición sociocultural, altera o lesionan los órganos genitales femeninos, es practicada en más de 200 millones de mujeres y niñas en más de 30 países. Con la colaboración de varias cadenas y fundaciones, como Mundo Cooperante, la cual gracias a su proyecto ¨Pulseras Masais¨ recauda dinero para financiar sus proyectos en algunas zonas de África.

Deja tus comentarios

Enviar un comentario como invitado

0
terminos y condiciones.

Comentarios

  • No se han encontrado comentarios