¿MATARÍAS AL ASESINO DE TU HIJO? IRA, HACE DUDAR

Fotografía: Pablo Fritschi

“La pregunta no es si matarías al asesino de tu hijo, sino si serías capaz de hacerlo.” Esta reflexión es el objetivo que tiene Jota Aronak con su nueva película. Comenta que “no trata de posicionarse, sino de visibilizar las diferentes posiciones y que cada uno decida”.

IRA, que tiene como trama argumental principal la justicia, apuesta por una estética de cine, más que de documental, a pesar de que la trama intercala imágenes reales como recuerdo a lo largo de la película. Daniel Cano, productor del film, comenta en el coloquio tras el preestreno que, al tratar con datos reales, han tenido cuidado en el guion para no herir sensibilidades. La mayoría de los datos (nombres, lugares) han sido cambiados para no influir en alguno de los casos judiciales.

Consideran importante que entren los medios de comunicación en el argumento, con Iker, el fotoperiodista, y crear un debate profundo en la opinión pública. “El protagonista le da gran importancia a que se cuente la historia, no quiere que quede como un simple hecho.” Aunque su propósito, matar al asesino de su hijo, lo realizaría igualmente –aunque con más obstáculos- si este personaje no apareciese.

En cuanto al cambio de visión de la justicia tras la realización del film, Jota asegura que es curioso entender cómo es la justicia en otros lugares: “respecto al viaje como guionista, he aprendido que no existe una justicia, hay tantas como personas y opiniones”. Por otro lado, Antonio González, compositor de la música, no opina lo mismo, aunque sí le sorprendió. “Hecha la ley, hecha la trampa”, cita. Desde su punto de vista, la gente tiene en cuenta la ley y juega con ella, por eso, los juicios son tan complicados y hay tantos procesos de investigación, que en muchas ocasiones se extienden considerablemente en el tiempo. Daniel Cano, que parece de acuerdo con esto, considera que ahora presta atención a entender situaciones de otras culturas, este proyecto le ha incitado a cuestionarse esto.

El proceso de realizar este largometraje fue complicado. Comentan que tuvieron límites para la financiación económica, pues la realizaron con inversión privada, rechazaron las pocas subvenciones que les ofrecieron. El productor explica que terminaron la película hace dos años, pero que no habían conseguido que estuviese en cines comerciales hasta este mes, ya que las posibles distribuidoras, en ese momento, la rechazaron. La película, antes de esto, se estrenó en Nueva York en un cine independiente y, en España, en Ciudad Real.

Jota Aronak ha hecho la historia que ha querido creativamente, dice cuando le preguntan por la posible censura que se puede plantear al escribir el guion. Fue rodada durante un año en orden cronológico, para así ayudar al cambio físico de los personajes. La relación que tienen se consolida en el momento de grabación, ya que “no se conocían y acabaron siendo una familia”. Antonio González –que hace una excelente labor con la música al conseguir despertar las sensaciones necesarias para complementar a las imágenes- añade que ha sido un éxito como experiencia personal y espera que sea así con el estreno en cines comerciales.

Deja tus comentarios

Enviar un comentario como invitado

0
terminos y condiciones.

Comentarios

  • No se han encontrado comentarios