"LA PARTURIENTA", LA CERA MUESTRA LA VIDA Y LA MUERTE

by Irene Botella

Restaurar la obra realizada en cera La parturienta, que forma parte de la de la exposición Arte y Carne en el Centro de arte Complutense, fue muy complejo, dado que fue necesario, previamente, realizar un estudio para conocer los componentes utilizados, algo difícil “ya que en los escritos se ocultaba”. Uno de los enigmas fue si la escultura estaba hueca o rellena”, tal y como ha desvelado Alicia Sánchez Ortiz, profesora de Bellas Artes. 

Este tipo de investigación era nuevo en 2008, no había ningún equipo dedicado a este tipo de restauraciones, por lo que fue un reto para sus restauradores. No obstante, remarca Alicia Sánchez Ortiz que trabajar con cera vale la pena porque esta, en contraposición al mármol, “ es capaz de mostrar la carne y situarse entre la vida y la muerte”.

LAS OBRAS, HABLAN

El principio de la restauración consistió en realizar un modelo. Después, se enfrentaron a una serie de problemas como la limpieza, ya que la obra tenía suciedad incrustada, o los nuevos sistemas de adhesión, como la pasta de relleno. La mayoría de las dificultades fueron solventadas testando diferentes productos, siempre trabajando con materiales de gran calidad. Lo que más preocupaba al equipo de restauración era la estabilidad, por lo que decidieron devolverle a la pierna el peso original vaciándola.

Un asistente y experto en la materia afirma que “no sabe cómo pero que las obras hablan a la profesora”. Ella afirma que es necesario “amar a las obras y conocer la función que realizan, que en este caso es una aportación a la Medicina”. 

Deja tus comentarios

Enviar un comentario como invitado

0
terminos y condiciones.

Comentarios

  • No se han encontrado comentarios