EL BREXIT SUPONDRÁ EL FIN DEL PROGRAMA ERASMUS EN EL REINO UNIDO

by Cristina Martos

El impacto del Brexit en la educación superior tiene como consecuencia en Reino Unido el fin del programa Erasmus, que promueve el intercambio de estudiantes entre universidades europeas. Esta es una de las conclusiones a las que se llegó el pasado 7 de noviembre en el encuentro Brexit & University, que tuvo lugar en la Biblioteca Histórica Marqués de Valdecilla.

Mesa de ponentes del evento. Fotografía: Cristina Martos

En 2016, Reino Unido decidió por votación salir de la Unión Europea. Esta decisión conduciría problemas en el comercio, la política,la economía y en la educación. Hartman Maver, profesor de Políticas y Relaciones Internacionales de la Universidad de Oxford; Isabel Durán, vicerrectora de Relaciones Internacionales y Cooperación; Fidel López Álvarez, presidente de la Fundación Hispano-Británica; Isabel Álvarez, del Instituto Complutense de Estudios Internacionales; Nicholas Frv, vicepresidente de King’s Grou; Alfonso Gentil, del Servicio Español para la Internacionalización de la Educación y Jaime de Salas, catedrático de Filosofía en de la UCM, son los expertos que desarrollaron las posibles consecuencias del Brexit sobre los ámbitos social y educativo.

PRECIOS MÁS ELEVADOS, CONTROL Y “ADIÓS ERASMUS”

Hasta que el Brexit sea oficial, Reino Unido podrá seguir obteniendo fondos y formando parte de los proyectos de la Unión Europea. Pero si continúa su proceso de “divorcio”, aseguraron los expertos, adiós Erasmus. Alfonso Gentil afirmó que este sistema educativo no podrá ser aplicable en el Reino Unido, “una situación que no será buena para Europa ni para el propio país inglés”.

Como consecuencia, los estudiantes europeos probablemente  necesitarán una visa para estudiar en Reino Unido, así como tendrán que pagar tarifas más altas, al igual que los estudiantes británicos que asisten a las Universidades de la Unión Europea. Por otro lado, al ser devaluada el valor de la libra, las tasas de matrícula serán “más atractivas” para el mercado global ya que son más asequibles de cara al exterior.

Los profesores extranjeros necesitarán permisos de trabajo especiales para ejercer su oficio lo que, según  Nicholas Frv, vicepresidente del grupo King’s Group, no era necesario mientras reino Unido formaba parte de la Unión Europea.

EL IMPACTO ECONÓMICO DE LOS ESTUDIANTES EXTRANJEROS

Actualmente, hay un 19% de estudiantes internacionales que contribuyen positivamente a la economía británica tanto dentro como fuera del ámbito universitario. Cinco de las universidades más importantes del país, entre ellas Oxford y Cambridge, se encuentran entre los 10 centros mejor valorados del mundo teniendo en cuenta el porcentaje de estudiantes universitarios internacionales.

Sin embargo, el Brexit puede provocar un frenazo importante en ese impacto económico. Hartmunt Meyer, profesor en la universidad de Oxford, declaró que estas contribuciones disminuirán, porque las universidades británicas dejarán de colaborar con las del resto de Europa. Algunas personas declaran incluso sentirse “menos acogidas” ahora que Gran Bretaña ha decidido abandonar la Unión Europea, manifestó el profesor.

Según los expertos, esta “fuga de cerebros” supondría la disminución de la participación británica y la movilidad internacional de los científicos en el campo de la investigación en torno a la producción científica.

NADIE SE BENEFICIA

Las estadísticas expuestas por los ponentes mostraron que un 43% de la población inglesa querría cambiar el resultado del Brexit  e incluso al 73% le gustaría seguir viendo a los mismos, o más, estudiantes internacionales; pero son conscientes de que con el Brexit la cantidad de ellos podría verse afectada.  También España sufriría las consecuencias del divorcio británico: los acuerdos informales realizados entre ambos países podrían verse afectados a largo plazo. Isabel González, del Instituto Complutense de Relaciones Internacionales, aseguró que la reducción de fondos de la UE, el aumento de fondos públicos, reducción de actividades de investigación y de la movilidad dentro y fuera de la UE y la disminución de la participación en sectores estratégicos son los efectos “nada favorecedores” del Brexit para Gran Bretaña.

Actualmente existe una campaña respaldada por más de 160 universidades, instituciones educativas y organizaciones internacionales para reunir y promover la importancia de los estudiantes internacionales y la colaboración con el Reino Unido. De hecho, desde la mesa de expertos, solicitaron que todos estos problemas sean hablados aunque el contexto sea “más difícil”. Ya que la educación supone “una rama esencial para la formación de los jóvenes universitarios”, pidieron “no estar en una continua discusión, sino en negociación”

Presentación de Nicholas Frv. Fotografía: Cristina Martos

Deja tus comentarios

Enviar un comentario como invitado

0
terminos y condiciones.

Comentarios

  • No se han encontrado comentarios