EMILIO LLEDÓ INSTA POR UNA EDUCACIÓN SENSIBLE Y CREATIVA

by Beatriz Soler

La enseñanza, desde las escuelas, debe de estar basada en “una educación de la sensibilidad, de la creatividad”, así lo ha manifestado Emilio Lledó, filósofo y académico, en un encuentro que ha tenido lugar en la Facultad de Bellas.

 

En el acto que se estructuró como un diálogo con los estudiantes, Lledó echó la vista atrás en su etapa en Heidelberg, cuando por ocio visitaba los museos de la ciudad y veía a niños contemplando con sus profesores las obras de arte y dijo:  "eso es educación, eso es cultura, no aprender libros de texto y examinarse en julio y septiembre. Esa creación de la sensibilidad se hace en la escuela". En caso contrario se produce una "deformación de lo intelectual por parte de nuestro asignaturismo", expresó el filósofo. Por ello, también quiso recordar a un joven maestro de la Institución Libre de Enseñanza que fue su profesor cuando estudiaba primaria en la escuela de Vicálvaro, Don Francisco López Sancho. Este profesor les hacía leer El Quijote y después les pedía sugerencias de la lectura, lo que a Lledó le evoca  "un mundo nuevo de enseñanza y posibilidad" lejos de la educación actual, en la que les formaban en la "educación de la sensibilidad, de la creatividad, de lo que eres, de tu lengua matriz que  construyes con tu idea del mundo y tu personalidad". 

No hay que estudiar para “ganarse la vida

Emilio lledó aseguró que le "repugna" que se traslade a los estudiantes la obsesión de que deben ganarse la vida pues es en su criterio, "la manera más perfecta de perderla". "Es una enfermedad de nuestro país, que estudiar es para ganarse la vida. No te obsesiones, dedícate a lo que quieras, a tu arte, a tu química inorgánica, pero apasiónate por eso”, apostilló. 

Sobre la mejor manera de enseñar, Lledó afirmó que "hay que amar lo que enseñas. A mí me acabó gustando la filosofía porque es la interpretación de la vida y de realidad, la interpretación de los grandes conceptos: belleza,  justicia, bondad… Pero aparte de amar lo que haces, tienes que amar a aquellos a los que comunicas lo que haces".

En cuanto a la diferencia entre arte y artesanía, Lledó  cree que ambas están en el mismo género, pero supone que la artesanía tiene que ver con la  utilidad, y el arte se sostiene en sí mismo. Así, Lledó hizo referencia al Hipias Mayor, un diálogo entre Hipias y Socrátes en el que tratan el arte y hablan sobre qué es la belleza. En este surge el mismo planteamiento, si la belleza tiene que tener una utilidad o si la belleza es tan “soberanamente independiente” que la utilidad es “una utilidad para los ojos, para lo vivo, para la mente y para la creación de la personalidad y de lo que eres”. DE este modo el filósofo afirmó que cree que  “el arte entra dentro de una estructura más abstracta, más generadora de inteligencia y sensibilidad. Y la artesanía que ciertamente tiene un punto de arte, tendrá que ver más con la utilidad y la práctica”

"Sin duda, el arte es una de las grandes manifestaciones del ser humano y hay que saber organizarlo", respondió Lledó a la pregunta sobre si creía necesaria una institución para la educación artística. 

Deja tus comentarios

Enviar un comentario como invitado

0
terminos y condiciones.

Comentarios

  • No se han encontrado comentarios