WOODY ALLEN VIAJA AL CONEY ISLAND DE LOS AÑOS 50 CON SU NUEVA PELÍCULA

by Felipe Manchón Campillo

PREESTRENO EXCLUSIVO EN LA FACULTAD DE CIENCIAS DE LA INFORMACIÓN

Estrellas consagradas del cine, como Jim Belushi y Kate Winslet, y jóvenes promesas, como Juno Temple y Justin Timberlake, han sido los elegidos por Woody Allen para protagonizar su última película, “Wonder Wheel”, cuyo preestreno exclusivo se produjo ayer en el salón de actos de la Facultad de Ciencias de la Información de la Universidad Complutense de Madrid. El film se centra en el personaje de Ginny, papel representado por Winslet, y su caótica existencia, viviendo en Coney Island junto a una noria en los años 50. El estreno oficial en España se producirá el próximo 22 de diciembre.

La cinta presenta a una familia desestructurada, con Humpty, un feriante, que está casado con Ginny, una camarera, y cuya vida da un vuelco cuando la hija de Humpty, Carolina, se reencuentra con su padre tras años sin hablarle. Entre medias, aparece el personaje de Mickey, llevado a la vida por el cantante Justin Timberlake, y con ciertas reminiscencias de James Dean, que inicia una relación con Ginny, pero que también tiene sentimientos por Carolina. En la película, también tiene presencia la mafia. Este es el cuadro que Woody Allen presenta al espectador en su nuevo film. 

El salón de actos de la Facultad de Ciencias de la Información, antes del preestreno (FOTO: Felipe Manchón Campillo)

Coney Island, un actor más de la película

Todas las críticas, dispares en cuanto a la importancia de la trama, coinciden en alabar el uso que Woody Allen ha hecho de Coney Island, un barrio de Brooklyn, convirtiendo el escenario en un personaje más de la película. Para Chris Nash, de la revista Entertainment Weekly, “Coney Island nunca ha aparecido más bonita ni más dorada que en esta película”. Esto ha sido posible gracias al trabajo del italiano Vittorio Storaro, considerado el mejor cinematógrafo del mundo.

La película combina aspectos clásicos de la cinematografía de Allen, como el estudio psicológico de los personajes o las relaciones sentimentales entre personas de edades muy diferentes, con elementos innovadores explorados en las cintas recientes del cineasta, tales como el género del crimen.

Kate Winslet, aspirante a actriz fetiche

La interpretación de Kate Winslet ha sido aplaudida por muchos expertos, destacando el viaje interno del personaje, y llegando a especular con que la protagonista de “Titanic” pueda convertirse en una de las actrices fetiche de Allen, como sucedió con Diane Keaton, Mariel Hemingway, Scarlett Johansson o más recientemente Emma Stone.

A pesar de tener 82 años, la retirada no parece una opción para Woody Allen. Nadie mejor que él ha reproducido la magia de Nueva York, en cintas inolvidables y fundamentales para cualquier cinéfilo como “Manhattan” o “Annie Hall”, en las que la Gran Manzana era parte clave del argumento. Todavía en Nueva York, aunque poniendo esta vez el foco en el guion, Allen filmó “Desmontando a Harry”, una película en la que se estudia la historia de un autor utilizando numerosos flashbacks. En los últimos años, las películas de Woody Allen han visto mundo, y han tenido lugar en París, Barcelona o Roma. Su cinta más aplaudida de los últimos años es “Café Society”, que tiene lugar en el Hollywood de los años 30. Aún no está claro qué lugar ocupará “Wonder Wheel” en la cinematografía del genio neurótico por excelencia. 

Deja tus comentarios

Enviar un comentario como invitado

0
terminos y condiciones.

Comentarios

  • No se han encontrado comentarios