UN ESTUDIO DEL ICMA CALIFICA LA GESTIÓN DE ESPAÑA ANTE LA CRISIS DEL COVID-19 COMO LA “PEOR” DEL MUNDO

by Sofía Sánchez, Paula Ramos

Madrid, 22 de abril de 2020

Un estudio elaborado por el Institute of Certified Management Accountants (ICMA) de Australia, realizado en más de 50 países, sitúa a España en el último lugar en la gestión de la crsis del COVID-19. El estudio tiene en cuenta la cifra de contagiados y fallecidos, el número de test realizados y otros datos, con la intención de demostrar la preparación y efectividad frente a la crisis por el COVID-19 de los más de 50 países incorporados en el estudio. Nueva Zelanda encabeza la lista como el país con la mejor gestión, mientras que España se encuentra en el puesto número 95, el último de la lista.

La cifra de infectados por coronavirus en España asciende a 208.389, y la de fallecidos alcanza los 21.717. En los últimos días y según confirman los expertos del Comité de Gestión Técnica del coronavirus, la curva de fallecimientos refleja una “clara bajada” y confirma que “la curva se ha doblegado”. Sin embargo, el número de nuevos contagios no disminuye al mismo ritmo. Los expertos explican que dicho aumento se debe a la realización de más test diagnósticos del Covid-19.

WhatsApp Image 2020 04 22 at 11.21.32

(Gráfico:Infoactualidad)

Gestión del Gobierno

El estudio , cuyo objetivo es estudiar la respuesta de los países a la crisis sanitaria, ha tenido en cuenta distintos parámetros para evaluar cada uno de los países. Además de los ya mencionados anteriormente, el informe también da importancia a las acciones y decisiones tomadas por parte del Gobierno de cada país.

España, además de ser el segundo país en el mundo en número de contagios y el tercero en cifras de fallecimientos, ha pasado por varios problemas debido a la gestión del Gobierno desde que la crisis sanitaria alcanzó el país.

Algunos de estos problemas han sido el colapso de los hospitales, la falta de material sanitario de protección y técnicos (como respiradores), la compra de kits rápidos de detección de COVID-19 sin la garantía médica o la compra de mascarillas defectuosas- que llegaron a ser distribuídas y empleadas en hospitales para tratar a pacientes con Covid-19-. La exposición al virus con las mascarillas defectuosas, ha provocado el contagio de varios sanitarios. Los hospitales tratan de someter a pruebas diagnósticas a todo el personal sanitario que utilizó dichas mascarillas como protección para evaluar los daños causados. El Colegio de Médicos ya ha confirmado que se personará como acusación particular en aquellos casos en que los sanitarios hayan sido contagiados por las mascarillas defectuosas.

Transparencia

Otro de los factores tomados en cuenta en el estudio es la transparencia de cada Gobierno con respecto a los datos oficiales de afectados, muertes, etc. por el virus. En cuanto a este parámetro, el Gobierno español ha recibido quejas y denuncias desde el comienzo de la crisis sanitaria en el país por el descuadre en los datos aportados por el Ministerio y por las Comunidades Autónomas. Los casos más destacados son los de Castilla-La Mancha, comunidad en la que las funerarios advierten de que el número real de fallecimientos por COVID-19 podría triplicar a los datos aportados por el Ministerio.

Por otro lado, la Comunidad de Madrid, la más afectada por el virus, reconoce al menos 11.852 fallecidos por COVID-19, 4.275 muertes más de las que habían sido informadas por el Gobierno.

Capturaespaña

(Institute of Certified Management Accountants)

Deja tus comentarios

Enviar un comentario como invitado

0
terminos y condiciones.

Comentarios

  • No se han encontrado comentarios