REINO UNIDO Y ALEMANIA COMIENZAN SUS PRIMEROS ENSAYOS CLÍNICOS DE UNA VACUNA CONTRA EL CORONAVIRUS

by Cyntia Sima, Paula Ramos

Madrid, 23 de abril de 2020

Hoy, tanto Alemania como el Reino Unido, dan luz verde para empezar los ensayos clínicos en humanos con una vacuna contra el coronavirus. Los Gobiernos de ambos países dieron ayer el visto bueno para que las empresas BioNTech (Alemania, con el apoyo de la farmacéutica estadounidense Pfizer) y el Hospital Universitario de Southampton (Reino Unido) comenzaran hoy las primeras pruebas en humanos.

 coronavirus vacuna proteccion evidencia covid 19 2097

(Foto: Redacción Médica)

Según la Organización Mundial de la Salud (OMS) en el mundo hay 70 investigaciones en curso con el objetivo de descubrir la vacuna contra el COVID-19. El 96% de ellas, se encuentran en fase preclínica.

Sin embargo, algunas de las investigaciones ya han comenzado el ensayo en humanos. En China, la empresa privada CanSino Biologics en colaboración con la Academia Militar de Ciencias Médicas de China, es la iniciativa más avanzada, ya que ha superado la primera fase del ensayo en humanos. En Estados Unidos, las empresas Inovio Pharmaceuticals Inc. y Moderna Inc. se encuentran en la fase 1 de ensayo en humanos. 

En Europa, dos proyectos de Alemania y Reino Unido, han iniciado hoy ensayo con humanos.

Alemania 

Las empresas BioNTech y Pfizer tienen previsto que podrían tener una vacuna eficaz para el año que viene. La vacuna, llamada BNT162, sería el cuarto estudio realizado a nivel mundial y contará con 200 personas sanas entre los 18 y 55 años en su primera fase, según el Instituto Paul-Ehrlich, órgano regulador alemán que anunció ayer la aprobación de este ensayo. "El ensayo de posibles vacunas en personas es un importante hito en el camino hacia vacunas seguras y efectivas contra la Covid-19 para la población tanto en Alemania como en el exterior", declaraba Klaus Cichutek, presidente del PEI.

Esta primera fase, que podría durar de tres a cinco meses, sirve para determinar cuál es la dosis óptima y comprobar si es capaz de generar una respuesta inmunitaria contra el virus. Si los resultados son positivos, la segunda fase consistiría en aplicar la vacuna a un mayor número de personas, incluidas  aquellas  que estén en comprendidas en el colectivo de riesgo y que puedan desarrollar síntomas graves al haberse contagiado de COVID19.

Reino Unido 

En Reino Unido, el Hospital Universitario de Southampton también ha comenzado el ensayo con humanos de una posible vacuna contra el coronavirus. Su nombre técnico es ChAdOx1 nCoV-19. La vacuna, en desarrollo desde el pasado mes de enero por los equipos del Instituto Jenner de la Universidad de Oxford y por el Grupo de Vacunas de Oxford, cuenta con el apoyo del primer ministro británico Boris Johnson, quien ha afirmado que “la respaldará económicamente y sin límite”. Johnson ha afirmado que apoyará de igual forma el proyecto de vacuna paralelo del Imperial College de Londres, que confía comenzar las pruebas en humanos en el mes de junio. El Ejecutivo británico ha movilizado 40 millones de euros para la investigación de ambos proyectos.

Otras vacunas en marcha

Existen otras empresas que también están estudiando una vacuna para frenar el coronavirus, como la alemana CureVac, la cual también podría comenzar sus ensayos clínicos en persona en unos días. La biotecnológica recibió 80 millones de euros de financiación de la Comisión Europea, cuando el pasado marzo un diario alemán, Die Welt, publicaba que el presidente de Estados Unidos, Donald Trump, estaba trabajando en una vacuna exclusiva para su país. Tanto CureVac como BioNTech cuentan con subvenciones de la  Fundación de Bill y Melinda Gates.

Estados Unidos también participa en la carrera contra reloj en la búsqueda de la vacuna, por ejemplo con la biotecnológica Moderna Therapeutics en Boston. Junto al Instituto Nacional de Alergias y Enfermedades Infecciosas, fueron los primeros de todo el mundo en aprobar ensayos en humanos.

A pesar de que en la actualidad se están estudiando múltiples posibles vacunas en todo el mundo, los expertos afirman que no habrá una vacuna disponible en el mercado hasta dentro de, aproximadamente, un año o un año y medio, lo cual supondría ya un tiempo, ya que, normalmente, el proceso por el cual se desarrolla y se aprueba un fármaco de este tipo tarda, de media,  una década. Luis Enjuanes, investigador en el Centro Nacional de Biotecnología (CNB) del Consejo Superior de Investigaciones Científicas (CSIC) en Madrid, aseguraba acerca de las vacunas que “tenemos que confirmar que no habrá efectos secundarios a largo plazo en la terapia o, en caso de usarla como prevención, que la persona está realmente protegida”, lo que llevaría, al menos, un año y cientos de voluntarios.

Deja tus comentarios

Enviar un comentario como invitado

0
terminos y condiciones.

Comentarios

  • No se han encontrado comentarios