JUEVES 21 DE NOVIEMBRE, DÍA MUNDIAL DE LA FILOSOFÍA: EN BUSCA DE LA SABIDURÍA

by Sabina Mompó

Madrid, 21 de noviembre de 2019

libro

Cada año, el tercer jueves del mes de noviembre se convierte en la fecha indicada para reivindicar la importancia del pensamiento filosófico. Fue la UNESCO quien en 2005 conmemoró este día como el indicado para subrayar el valor duradero de la filosofía para el desarrollo del pensamiento humano, para cada cultura y para cada persona.

Al establecer el Día Mundial de la Filosofía en 2005, la Conferencia General de la UNESCO destacó la importancia de esta disciplina: "fomenta el pensamiento crítico e independiente. Es capaz de trabajar por una mejor comprensión del mundo, de promover la tolerancia y la paz." Dicho en otras palabras, la filosofía es la herramienta que permite ser consciente de que está pasando a nuestro alrededor y responder ante ello. A su vez, proporciona las bases de los principios y valores de los que depende la paz mundial: la democracia, los derechos humanos, la justicia y la igualdad.

La Conferencia General estaba convencida de que "la institucionalización del Día de la Filosofía en la UNESCO como Día Mundial de la Filosofía ganaría reconocimiento y daría un fuerte impulso a la filosofía y, en particular, a la enseñanza de la filosofía en el mundo".

Temática para este 2019

Resaltar la importancia de la filosofía a nivel regional: para que desde este ámbito se pueda contribuir a los problemas y desafíos mundiales contemporáneos, como pueden ser la migración, la radicalización o las amenazas al medio ambiente. La UNESCO afirma que “la filosofía puede hacer mucho para ayudar a resolver los problemas mundiales”.

La Filosofía volverá a ser obligatoria en la educación

Son muchos los que están reivindicando la importancia del pensamiento filosófico en los últimos años. Tras la entrada en vigor de la LOMCE entre 2014 y 2016, la Filosofía quedó arrinconada en la educación cuando pasó a ser de obligatoria a optativa en los cursos de 4º de la ESO y 2º de Bachillerato, y la eliminación de la asignatura Ética y Educación para la Ciudadanía en la secundaria.

Fueron muchos los colectivos, tanto de profesores como relacionados con la materia, que protestaron y se opusieron a esta medida: las mismas comunidades autónomas desafiaron al entonces ministro José Ignacio Wert incluyendo la asignatura como aquella que los gobiernos regionales tienen la potestad de incluir en su programa. Extremadura o Cataluña fueron las primeras, a las que más tarde se unirían Andalucía, Asturias o Cantabria. Y más tarde lo harían también regiones gobernadas por el PP, como Galicia.

La Filosofía, con la presión de todo un colectivo en marcha, fue ganando terreno hasta conseguir que el mismo Partido Popular se retractara de su decisión: el Congreso aprobó por unanimidad el pasado año una Proposición no de Ley (PNL) del grupo Unidas Podemos por la que acuerda que la asignatura vuelva a ser troncal. Aunque esto no supone una garantía para que la materia vuelva a ser obligatoria en todas las aulas, el hecho de que tenga el apoyo de todos los grupos de la cámara deja entrever que será una realidad tarde o temprano.

Deja tus comentarios

Enviar un comentario como invitado

0
terminos y condiciones.

Comentarios

  • No se han encontrado comentarios