"INVISIBLES", UN REFLEJO DE LA VIDA DE LA MUJER DE MEDIANA EDAD

by Alejandra García, Shakira Ferré

Madrid, 10 de marzo de 2020

Adriana Ozores, actriz de "Gran Hotel", y Emma Suárez, actriz de "Julieta", presentaron la película "Invisibles" en la Facultad de Ciencias de la Información, una historia de tres amigas que tratan con los problemas de sus vidas de adultas.

La pareja de actrices, cuyos papeles obtuvieron hace alrededor de 2 años, trabajaron junto a Nathalie Poza para dar vida a los personajes de "Julia", "Elsa" y "Amelia", tres amigas adultas que discuten entre ellas las situaciones de la vida adulta con las que lidia cada una. Ozores, durante el coloquio celebrado tras la proyección de la película, resumió el film diciendo que: "refleja cómo el encuentro con el otro es una gran ayuda para salir de las adversidades". La conversación del coloquio giró entorno a las mujeres y el machismo, al llevarse a cabo su preestreno días cercanos al 8M. Las actrices hablaron al respecto, Suárez mencionó la dificultad que supone encontrar una auténtica igualdad en la sociedad actual, y Ozores añadió que "se han conseguido muchas cosas, pero aún queda mucho por hacer".

54409

Papel de las mujeres en el mundo cinematográfico

En cuanto a la posición de la mujer en el mundo de la interpretación, ambas actrices expresaron haber notado una evolución en la manera de trabajar. En específico, Suárez declaró “haberlo pasado mal en el pasado a la hora de grabar escenas sexuales, ya que todo el mundo acudía a ver el plano”. También agregó que, “actualmente, las escenas de sexo se toman de una manera respetuosa, donde solo se quedan las personas necesarias para grabar la escena y el resto se retira de la habitación”. Ambas actrices afirmaron que, hoy en día, pueden expresar su incomodidad por alguna escena y se cambia, algo que "hace años era impensable".

También se habló sobre los proyectos cinematográficos de mujeres y cómo estos van en aumento. Suárez declaró que "más allá del género del proyecto, lo que importa es el proyecto y el talento en sí", explicando que el género de la persona que dirige no influye en su trabajo como actriz. Ozores, por otro lado, expresó sentirse más cómoda con directoras mujeres en el pasado, aunque en la actualidad ello ya no le influye.

 Emma Suárez se refirió a la elaboración de una ley que apoyará a los proyectos dirigidos por mujeres, la cual consideró "injusta", porque "más allá del proyecto, se va a valorar el género del mismo". A lo que , Adriana Ozores respondió diciendo "es injusta, pero es la única manera de compensar tiempo infinito hacia atrás de descompresión", añadiendo que "es difícil conseguir protagonistas mayores de 50 años" lo cual le supone una preocupación para su futuro.

Relación de las actrices con la directora y sus personajes

Los guiones fueron otro tema a tratar en el coloquio, ambas contaron que los guiones de Gracia Querejeta, directora de la película, eran muy elaborados y concretos, ya que se ve el resultado tras 3 o 4 años de creación. Suárez contó que al leer el guión pensó que era una película “muy arriesgada" que le provocó llevar a su personaje al límite, por lo que la directora las "contenía" ya que "tenía muy claro lo que quería".

Hablando más a fondo sobre sus personajes, Ozores enfatizó en la complejidad de su personaje en muchos aspectos y describió a su personaje como "muy madura en unas cosas y una bebé en otras". Suárez añadió que, gracias a su personaje, entendió que "es importante gustarse a uno mismo más que a los demás, por muy difícil que sea".

En el coloquio, se les preguntó a las actrices sobre qué le dirían a sus personajes si tuviesen la oportunidad, a lo que Ozores respondió "espabílate y toma conciencia". Mientras que Suárez contestó qué le aconsejaría dejar de preocuparse por lo externo y tomar conciencia a nivel espiritual.